Un estudio realizado por el Centro de Información Cerveza y Salud  (CISCS), reveló que los consumidores moderados de cerveza presentan una menor circunferencia de cintura y mejores hábitos alimenticios.

El estudio “Relación entre el consumo moderado de cerveza, calidad nutricional de la dieta y tipo de hábitos alimentarios”, fue realizado por Rosa María Ortega, catedrática del departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y Lluís Serra Majem, presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación.

Los expertos indicaron que varios antioxidantes naturales de la cerveza podrían ayudar a mejorar la protección del organismo de enfermedades.

Además, descubrieron que aquellos hombres que consumían no más de tres cervezas y dos en el caso de las mujeres, se acercaban más a las recomendaciones nutricionales que hacen los expertos.

El estudio señala que esta bebida tiene un aporte energético bajo, pues en un vaso de cerveza tradicional de 200 mililitros hay 84  kilocalorías (kcal).

Durante el experimento, aquellas personas que consumías cerveza de manera moderada, presentaron una masa corporal más adecuada que los no consumidores.

“En el caso de los hombres, presentan una menor circunferencia de cintura y porcentaje de masa corporal», señala el estudio.

Según los investigadores, la cerveza puede ser incluida en una dieta saludable, pues debido a que es elaborada con ingredientes naturales como la cebada, cuenta con varios nutrientes que se derivan de los mismos como los minerales, antioxidantes, fibra, polifenoles y las vitaminas del grupo B.

 

POB/IIAL

8