Serena Williams, tenista número uno del ranking mundial, venció en dos sets a Angelique Kerber en la final de Wimbledon, lo que significó su séptimo título en esta cancha y su triunfo número 22 en una final de Grand Slam, igualando el récord de la alemana Steffi Graf quien poseía la marca.

Graf en su carrera profesional de 1987 a 1999 logró ganar 22 títulos individuales de Grand Slam: cuatro Australia Open, cinco US Open, seis Ronald Garros y siete Wimbledon; la mayor cantidad para una tenista en la era abierta del Tenis, récord que este nueve de julio ha sido alcanzado por la estadounidense Serena Williams.

La actual número uno del mundo ya había tenido dos oportunidades este año para llegar al anhelado título 22, el cual se le negó en la final de Australia Open al caer ante su rival de este día, Angelique Kerber, posteriormente en la final de Roland Garros, Garbiñe Muguruza, profesional por España pero nacida en Venezuela, dio la sorpresa y venció a Williams en la final.

Para esta nueva final, la tenista estadounidense de 34 años de edad, se encontraba enfocada a terminar su mala racha en finales de Grand Slam, ya que su último título fue también en Wimbledon hace un año, en su juego al arranque del partido, Serena demostraba sus ansías de ganar el título.

Kerber oponía resistencia, con un fuerte viento en la cancha, sabía contener los ataques de la estadounidense, quien con una mayor potencia logró llevarse el primer set por 7-5, pero Kerber dejaba buena impresión al no cometer errores no forzados.

Para el segundo set, la historia fue diferente, Serena dominó el partido con su potente saque y después de estar 3-3 en el segundo set, ejerció su dominio para llevarse la victoria 6-3.

14 años después de su primera victoria en Wimbledon, Serena Williams ha empatado la gran marca de Steffi Graf con 22 títulos de Grand Slam, en el caso de Serena: tres Roland Garros, seis Australia Open, seis US Open y siete Wimbledon.

POB/JS