Conquistar un paladar no es una tarea sencilla, mucho menos cuando la gastronomía poblana es muy extensa y variada.

Cuando se piensa en ir a comer o cenar, el menú es muy variado, pero seguramente entre las primeras opciones que vienen a la mente son los tacos. Sí, sencillamente tacos, los hay árabes, al pastor, los famosos sudados, campechanos, de suadero, cachete, lengua, machitos y hasta las gringas, todos se pueden encontrar en un lugar: la taquería Tlaquepaque.

Esta taquería abrió sus puertas en Puebla hace 26 años, y desde entonces, los comensales pueden tener servicio desde el medio día, los 365 días del año.

_DSC3198En entrevista con Poblanerías en línea, Roberto Rizo responsable de la taquería el Tlaquepaque comentó que la especialidad de la casa son las gringas, enseguida están los tacos de lengua y machitos.

«La especialidad solo los comensales son los que podrían decir, pero lo que más nos ordenan son las gringas, también los de lengua y machito que son de res, incluso cuando no tenemos de esos tacos se va el comensal».

El secreto está en marinar la carne

Roberto Rizo desconoció cuántos tacos elaboran en un día, pero para montar un trompo de carne de aproximadamente 60 kilos, se lleva por lo menos una hora su preparación.

Únicamente una persona es la encargada de preparar la carne, tarea que inicia desde la adquisición de la materia prima, marinarla con el adobo y colocar uno por uno los trozos de carne en trompo.

«Yo creo que quienes preparan tacos al pastor siempre va a ser el condimento principal es el adobo que le ponen a su carne, dependiendo del adobo es el sabor que vamos a obtener».

También su cocción debe ser la exacta por que si la carne se quema, el sabor ya no es el mismo y por supuesto ya no se disfruta igual.

Aunque, la taquería Tlaquepaque es una de las más concurridas por el sabor y calidad que ofrecen a los comensales, es un misterio el número de tacos que a diario se elaboran.

«Nunca nos hemos puesto a contar cuántos tacos preparamos, ni mucho menos cuántos tacos se producen de un trompo de carne».

Salsas, de colores y sabores

Un buen taco, sea de lo que sea, debe acompañarse de una buena salsa, en el Tlaquepaque hay una gran variedad, las salsas para los tacos árabes, la de guacamole, la salsa roja y hasta los chiles habaneros que están inmersos en cebollita con limón.

_DSC3216Además que un taco al pastor siempre debe acompañarse de un trozo de piña para resaltar el sabor de la carne.

Se te antojo, sin duda no es lo mismo imaginar un sabor en el paladar y realmente degustarlo, tener el sabor picosito de un buen taco y a pesar de eso seguir ordenando más tacos.

Para brindar un buen servicio se requiere de personal que atienda a los comensales, para ello también se debe seleccionar a los meseros que contratarán.

Raúl Rizo indicó que en horarios donde hay pocos comensales, atienden cinco personas, que están a su cargo; pero en horarios que son con mayor demanda, que es en la madrugada, el número se duplica.

«Híjole, le damos empleo a muchos, a mi cargo tengo a cinco personas; el turno de la noche es más demandado y también le damos empleo a estudiantes, hasta tenemos un maestros que da clases y viene a despachar tacos».

Y es que señaló que su horario de atención de lunes a viernes es hasta las 3:00 de la madrugada, mientras que los fines de semana hasta las 5:00 am.

Este horario tan amplio, también les ha dejado anécdotas que no olvidarán, como el comensales que aún va un poco mareado por los alcoholes que bebió en el antro, han visto choques y uno que otro intento de riña que se controla en el momento.

Un poco de historia

Roberto Rizo comentó que la taquería el Tlaquepaque fue inaugurada por su papá quien es originario de Arandas, Jalisco.

_DSC3260El oficio lo aprendió en la Ciudad de México, pero después de trabajar un tiempo en la capital decidió emprender su propio negocio y eligió Puebla.

«Mucha gente de Arandas, Jalisco han venido a trabajar a Puebla, mi papá aprendió junto con otros familiares el oficio en México y varios de los que estaban ahí emigraron para otros rumbos».

Así que Puebla es uno de los lugares donde se puede hallar un sabor de tacos jalisciense, aunque también hay otras sucursales en otros estados del país entre ellos Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí.

Finalmente, Roberto Rizo señaló que a pesar de que no cuentan con redes sociales, que hagan que se promueva la taquería, es muy concurrida por los productos que ofrecen; además de reconoció que la mejor promoción es la que se hace de boca en boca, en este caso de paladar en paladar.

POB/LFJ