Foto: Agencia Enfoque / Imagen ilustrativa

Decenas de personas del colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) se congregaron este 5 de septiembre frente a una cafetería tradicional de Buenos Aires, Argentina, para protestar por la supuesta discriminación que sufrió ahí una pareja de lesbianas días anteriores.

De acuerdo con El País, en medio de la lluvia y el frío los activistas participaron del “besazo”, que tuvo como objetivo repudiar con besos el supuesto episodio de discriminación en el que se vio involucrada Belén Arena, de 25 años, con otra joven.

Estaba acariciándole la cara y el hombro a mi pareja. El camarero me dijo que no podíamos estar así, que era inapropiado para el lugar porque la gente se sentía incómoda", platicó.

Nadie del local se comunicó conmigo y, de hecho, no hicieron más que inventar una versión tras otra", agregó.

A la protesta acudieron con banderas con los colores del colectivo, carteles en defensa de la diversidad sexual y realizaron cánticos con la frase "somos la guerrilla de la subversión sexual".

De acuerdo con Carlos Gutiérrez, director del establecimiento, el camarero solo le pidió a la pareja que  “respetara el lugar”, pero asegura que en ningún momento la invitó a salir.

Belén Arena denunció este acto de discriminación ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi) y también ante la Policía. Espera que su caso sea llevado a juicio y pueda ganarlo.

Estamos acá para decir basta. Cada caso de discriminación que suframos va a tener una respuesta, porque no vamos a permitir que nos sigan violentando" comentó Mariana, una participante de la protesta, que asegura que ha sido discriminada en varias ocasiones desde que hizo pública su homosexualidad.

POB/IIAL