afromestizo-cerveza-infLa marca Afromestizo cree que “la cerveza es la medicina de la civilización”. Se trata de una bebida hecha en Ciudad de México que está inspirada en los sabores, olores y vivencias de la Costa Chica de Guerrero.

La Costa Chica es una de las siete regiones que conforman el estado de Guerrero, que comienza en el límite este y sureste de Acapulco, el municipio más conocido.

La cerveza de Afromestizo nació de un viaje que hicieron sus fundadores a la costa de Guerrero, donde vieron la densidad de afro mexicanos que habitan en la zona, en especial en el municipio de Cuajinicuilapa, conocido como “la capital afromestiza” de México.

¿Por qué afromestizo? Porque no existe mejor lugar ni mejor compañía para tomar una cerveza que en el hermoso calor de la Costa Chica, bajo el sol en sus hermosas playas, con su bella y calurosa gente», describen sus fundadores.

El nombre de cada cerveza son un homenaje a los habitantes de la Costa Chica. Por ejemplo, “Don Hilario” es quien se encargaba de hacer las bebidas con guayaba, piña y coco del pueblo.

Cada botella guarda aromas dulces, por su malta caramelizada. Las cervezas de Afromestizo tienen una característica especial: un dry hopping, es decir, que el lúpulo se agrega al fermentador para aumentar su aroma en la cerveza.

Además, sus notas a café, a frutos, a chocolate y a piloncillo son otro rasgo único.

Sus creaciones

Doña Amalia: Una american pale ale con sabor a malta caramelo. Esta cerveza también tiene notas a piña y durazno; puede maridarse con carnes, mariscos, ceviches, ensaladas, y hasta postres.

Mamá Grande: Es una brown porter sabor a café y lleva un poco de chocolate de Oaxaca. Su sabor es dulce y va bien con postres de chocolate y alimentos rostizados.

Don Hilario: Rojiza, una amber ale que por sabor a piloncillo, es un poco dulce y fresca. Puede maridarse con cualquier platillo de comida mexicana.

 

POB/LFJ