A partir de 2017, la FIBA iniciará un nuevo sistema para acceder a los grandes torneos, similar al utilizado por la FIFA, con fases clasificatorias.

El mundial de la especialidad se jugará en 2019, para no coincidir con el de futbol; los torneos continentales se jugarán cada cuatro años, en lugar de dos, como actualmente se hace.

Los partidos clasificatorios se jugarán en temporada regular, lo que pone en duda si la NBA prestará a los jugadores en plena campaña. Por lo que se vuelve complicado predecir cuáles son los equipos que podrán acceder.

Para los Juegos Olímpicos de 2020 y 2024, solo 12 selecciones participarán, lo que vuelve aún más difícil obtener el pase.

A continuación, tres países que con su potencial, pueden dominar el panorama internacional:

Estados Unidos:

Campeones. En Río 206, ganaron la medalla #15 de oro en este deporte. Se dice que en 2017, tendrá el draft con más talento estadounidense desde 2003, de donde salieron jugadores como LeBron James, Dwayne Wade, Carmelo Anthony y Chris Bosch.

Canadá:

13 canadienses juegan en la NBA y tienen calidad para ser importantes en los próximos ciclos olímpicos. El mayor de todos los jugadores es Robert Sacre y tiene a penas 27 años. Además, Cory Joseph y Tristan Thompson han sido campeones de liga, mientras que Andrew Wiggins es aspirante a ser All Star.

España:

El basquetbol español ha vivido uno de sus mejores momentos. José Manuel Calderón anunció su retiro; sin embargo, en el banquillo esperan cinco jugadores, quienes tienen 25 años o menos y juegan para la NBA como Álex Abrines y los hermanos Willy y Juancho Hernangómez.

Sus selecciones sub 20 y sub 16, se han coronado campeonas de Europa.

POB/LFJ