Este sábado, el buque tanque Burgos que transportaba poco más de 160 mil barriles de gasolina y diesel proveniente de Pajaritos, registró un incendio en dos de los tanques situados en la proa, mientras se encontraba anclado en la zona de fondeo, en el Puerto de Veracruz.

Tras poner a salvo a la tripulación, Petróleos Mexicanos pudo contener el incendio mediante el uso masivo de agua de mar y liquido espumante.

Al tiempo, autoridades estatales medioambientales y funcionarios de PROFEPA y ASEA han acompañado el proceso para identificar un posible daño ambiental.

En el Puerto de Veracruz fue concentrado un volumen de 70 mil litros de líquido espumante y 3,200 metros lineales de barreras de contención.

Al lugar se desplazaron embarcaciones de la API de Veracruz, así como 2 remolcadores tipo contra incendio y 2 buques de respuesta contra incendio.

Este domingo llegó para apoyar un grupo de expertos Internacionales especializados en el combate, sofocación y recolección de hidrocarburos en caso de siniestros para apoyar en la implementación de la estrategia.

En un comunicado, Pemex dijo que el doble casco de la embarcación ha impedido que el líquido fluya fuera del barco y que el combustible observado en el mar fuera sobre todo la mezcla con el agua utilizada para sofocar el incendio.

Hasta ahora, no se han detectado restos de aceite en el mar.

POB/LFJ