Desde hace mucho tiempo se ha dicho que el chocolate es un alimento afrodisiaco natural. Es un ingrediente capaza de despertar el deseo, la excitación y producir sensaciones en el cuerpo similares al orgasmo.

Un estudio realizado por médicos del Instituto Psiquiátrico  del Estado de Nueva York, asegura que el chocolate provoca sensaciones de enamoramiento, esto debido a que al consumirlo el cerebro desprende una sustancia llamada feniletilamina, una sustancia considerada la química del amor.

La feniletilamina provoca la liberación de hormonas que producen felicidad y amor, además, estimula los músculos del corazón y el sistema nervioso.

Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, comprobó que las mujeres que comen una pieza de chocolate diariamente aumentan en gran nivel su libido.

De acuerdo con la página Inniata, el chocolate también posee teobromina y anandamida, sustancias que causan placer  y sensación de bienestar en general.

Dichas sustancias también colaboran en la liberación de dopamina, sustancia fuertemente  asociada a la excitación y el placer sexual.

El chocolate aumenta la circulación sanguínea, disminuye los ritmos de oxidación y aumenta los niveles de resistencia y energía, como consecuencia aumenta el  vigor sexual.

Según el portal iMujer, la idea de los beneficios sexuales que ofrece consumir chocolate viene desde la época de los aztecas. Era considerado un alimento con cualidades especiales vinculadas con el sexo.

Los reyes aztecas lo consumían de forma líquida en un preparado espumoso en las reuniones nocturnas con sus esposas.

__

POB/IIAL