Como medida de protesta, comerciantes adheridos a Antorcha Campesina instalan sus puestos ambulantes en la plancha del zócalo, a un costado de Catedral.

Al señalar que no están de acuerdo con la reubicación que les ofrece la Secretaría de Gobernación, la integrante de la agrupación Soraya Córdoba Morán indicó que el viernes se reunirán con el presidente Luis Banck Serrato.

Estimó que son alrededor de 400 vendedores quienes se quedaron sin un espacio en el Centro Histórico.

Dijo que no aceptan la propuesta, ya que de la 14 a 20 Poniente, las calles están ocupadas por otras organizaciones.

 

POB/FOL