Foto: Wikimedia Commons

Michel Houellebecq, el autor de Sumisión, impactó al público de Argentina con una ponencia polémica y arriesgada.

La ciudad de Buenos Aires se dio cita para escuchar la palabra de el escritor francés, crítico del sistema político. Al evento asistió principalmente público joven que después de la ponencia resultó satisfecho por el provocativo discurso contra las élites europeas.

Su visita coincidió con el triunfo del millonario Donald Trump, sin embargo; el escritor aclaro que para el estos fenómenos no son tan importantes.

Dentro de su crítica al sistema, Houellebecq afirmó que cada vez son más los intelectuales que se alejan de la izquierda y que hoy en día, no se necesita unirse a la derecha o a la izquierda, basta con alcanzar la libertad de pensamiento.

Las élites están contra el pueblo y viceversa, eso es precisamente lo que el escritor cree que derrumba el sistema político.

En algunos de los ejemplos que brindó dentro de la conferencia, mencionó como en los últimos años, la democracia se ha visto ultrajada. Tal es el caso de Francia en 2005, cuando hubo un "no" por los votantes y el Parlamento retomó el caso con la excusa de que el pueblo había votado mal.

El escritor compartió a los asistentes su desagrado por los diarios como Le Monde, el cual es subsidiado por el gobierno francés y habló de la desesperación que la izquierda esta viviendo, que incluso los medios que apoyan esta corriente están perdiendo lectores.

Para él, Francia tiene un futuro sombrío y piensa que aunque el país intenta resistir, a diferencia de muchos otros países europeos; el panorama no será positivo ni para su país, ni para Europa.

Después de la publicación de su libro Sumisión en Francia, ha sido criticado a tal grado, que ahora debe ir acompañado por escoltas que lo protejan. La trama narra una Francia en 2021 gobernada por un partido musulmán que dirige a partir de principios religiosos y no de educación.

Sin embargo, aclaró que su libro no es anti-musulmán y que en realidad no habla de los fanáticos, si no de políticos que se aprovechan de la situación.

Houellebecq no maquilló nada y además de dar su crítica a la política y al gobierno, dejó ver a los asistentes parte de su postura machista. Invitó a las feministas a leer su trabajo y conocer un poco más sobre el patriarcado.

POB/FOL