Foto: Agencia Enfoque

En los últimos diez años los linchamientos en Puebla aumentaron 1400%, al pasar de seis en el lustro de 2006 a 2010 a 91 de 2011 a 2016. En ese lapso, a causa de los linchamientos, murieron 22 personas y otras 141 resultaron heridas.

En un recuento hemerográfico y a través de videos, Poblanerías en línea detectó que a pesar de que Tehuacán es el municipio con más casos (17) y heridos (20), resulta que Cohuecán –pegado al estado de Morelos- es el que acumula más muertes por linchamiento: cinco, en tres eventos distintos.

Las principales causas del linchamiento son: los actos delincuenciales, con 85%; los actos de gobierno, con 6%, y el simple enojo de la comunidad, con 4%, esto por razones como un atropellamiento o porque un ciudadano quiso que se colocaran postes de luz de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Hubo también de 2006 a 2016 dos casos donde se confundieron a ciudadanos con delincuentes, el más conocido ocurrió en Ajalpan en 2015, cuando dos encuestadores fueron golpeados y quemados vivos debido a que se les acusó de secuestro. Ese mismo año en Amozoc, una turba estuvo a punto de linchar a un vecino al que confundieron con un ladrón.

Linchamientos a la alza

De 2006 a 2010 ocurrieron en la entidad seis linchamientos, que dejaron nueve personas heridas, la mayoría vinculada con algún crimen. En el lapso de 2011 a lo que va de 2016 se acumulan 91 linchamientos, lo que representa un aumento de 1400% en comparación con los cinco años anteriores.

grafica_1

A partir de 2009, los linchamientos se fueron incrementado de forma paulatina, hasta llegar al punto máximo en 2015 cuando ocurrieron 28 eventos, mismos que dejaron seis muertos y 48 heridos. Tan solo de 2014 a 2015, los linchamientos se duplicaron al pasar de 13 a 28.

Si se toma en cuenta los decesos por linchamiento, este 2016 es el año más mortífero pues de enero a la fecha van nueve muertos. El caso más reciente ocurrió el 14 de noviembre en el municipio de Zacapala, cuando una multitud golpeó y quemó a un integrante de un grupo de ladrones que despojó de 60 mil pesos, mercancía y una camioneta a unos comerciantes.

Con estas cifras, Puebla es el segundo estado con más linchamientos del País, ya que el estudio “Linchamientos en México: recuento de un periodo largo (1988-2014)”, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señala que el Estado de México y Puebla son los que tienen más casos con 58 y 33, de manera respectiva. Aunque el recuento que hizo Poblanerías arrojo que son 43 los eventos en ese periodo.

Regiones de más incidencia

La zona de Tehuacán y el área metropolitana de Puebla son las dos regiones con más linchamientos. Tehuacán y Altepexi, ubicados en el Sierra Negra, suman 20 eventos; mientras que Puebla y San Martín Texmelucan acumulan 14.

Municipios con linchamientos:


Pulsa en los puntos.

En contraste, en las Sierras Norte y Nororiental, así como en la Mixteca poblana, no se presentaron tantos casos, de hecho hasta fue hasta 2014, cuando el fenómeno se empezó a dar con más frecuencia por situaciones de robo.

Llama la atención que en Tehuacán se presentaron uno de cada seis casos de linchamiento, es decir, que por mucho es el municipio donde la población toma la justicia en sus manos con 17 linchamientos o intentos de linchamiento en una década.

Linchamientos por municipio de 2006 a 2016. Clic para desplegar

Sin embargo, si se toman en cuenta las muertes por linchamientos, la zona que está pegada a Morelos es la más riesgosa: en Cohuecán van cinco decesos y en Izúcar de Matamoros otros dos. En toda la entidad, murieron 22 personas por linchamiento y otras 141 resultaron heridas de 2006 a 2016.

A pesar de la gravedad del caso son pocos los arrestados por linchamiento, con claridad se supo de consecuencias para pobladores de Azumiatla en 2009 que retuvieron tres topógrafos y de 12 personas detenidas por la muerte de los encuestadores en Ajalpan. El estudio de la UAM apunta que el anonimato en que se cubren los participantes –ya sea instigadores, autores materiales o encubridores– propicia la impunidad.

Delincuencia, la principal causa

De acuerdo al recuento hemerográfico, ocho de cada diez linchamientos o tentativas de linchamiento estuvieron relacionados con algún delito. En tanto que 6% tuvieron que ver con actos de gobierno, como agresiones a pobladores, omisión en su deber y la proyección de una obra pública.

grafica3-linchamientos

De los 97 casos, un 4% se detonó por la molestia de la comunidad por atropellamientos o la colocación de postes de luz; el 2% se generó por la confusión de ciudadanos con delincuentes, y el resto fue por cuestiones electorales, presunto fraude o por incitación de la autoridad.

De hecho la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Puebla (CDH) emitió la recomendación 14/2014, debido a que policías municipales de San Matías Tlalancaleca acusaron falsamente de ladrones a unos jóvenes y la comunidad estuvo a punto de lincharlos.

Entre los delitos que fueron motivo para que los pobladores tomaran la justicia en sus manos están: robo (62%), secuestro (28%), violación o abuso sexual (4%), extorsión (2%), delincuencia organizada (2%), fraude (1%) y homicidio (1%).

grafica4-linchamientos

Raúl Rodríguez Guillén y Norma Ilse Veloz Ávila, autores del estudio de la UAM, señalan:

Los linchamientos son agresiones y castigos infligidos a individuos a quienes se asocia con delitos de tan distinta gravedad como la que representan el abuso policíaco, el robo, el atropellamiento, la violación, el secuestro… Vale la pena resaltar que estas faltas pueden ser cometidas por personas de la sociedad civil, pero también por individuos que ostentan cargos de autoridad”.

Para Juan Luis Hernández Avendaño, politólogo y director del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana de Puebla (UIA), los linchamientos son un signo de la ineficacia y de la ausencia del Estado de Derecho.

Dicha práctica se combatiría con políticas públicas de proximidad social, una policía cercana a la gente y trabajando el tejido social en las colonias y barrios.

POB/LFJ