Palacio Municipal de Puebla: la modernización porfirista

El primer edificio del Ayuntamiento de Puebla comenzó a edificarse en 1536 y pero originalmente, solo constaba de un piso.

El primer edificio del Ayuntamiento de Puebla comenzó a edificarse en 1536 y originalmente, solo constaba de un piso.

Sin embargo, el crecimiento de la ciudad obligó a construir un segundo nivel que alojó la sala de cabildo, el archivo, la contaduría de la alcabala y oficinas de la audiencia.

El primer nivel se destinó a la cárcel, oficinas menores, bodegas, caballerizas y almacenes.

La obra de Charles Hall

La sede del Ayuntamiento como actualmente se conoce, data de 1906 –específicamente del 29 de diciembre de ese año– y su arquitectura es considerada como “neoclásica porfiriana, inspirada a su vez en el estilo francés de moda”.

Los trabajos de edificación estuvieron a cargo de Charles T. S. Hall, quien aprovechó parte de los muros originales.

Este arquitecto de origen inglés utilizó la piedra de cantera de Santo Tomás para las secciones centrales de los pasillos y de San Pablo Xochimehuacan para revestir los muros, además de piezas de mármol de carrara.

Las bóvedas catalanas son de acero, los ornatos de yesería en muros y plafones, acabados en pináculos, columnas y arcos de cantería.

La reedificación del Palacio Municipal fue parte de las modernizaciones realizadas por el gobierno de Porfirio Díaz en distintas partes del país.

Aunque la intención era que la obra estuviera lista para el Centenario de la Independencia; se inauguró inconclusa, cuatro años antes.

Sobreviviente de los temblores

El Palacio Municipal de Puebla ha sobrevivido a varios temblores, como el ocurrido el 15 de junio de 1999, que obligó a una intervención mayor  y a mantenerlo cerrado hasta el 13 de septiembre del año 2000.

Un sismo registrado en marzo de 2012 abrió una grieta de aproximadamente tres metros de ancho.

Los atractivos

Además de su historia, el Palacio Municipal es reconocido por sus atractivos arquitectónicos:

Destaca el elegante patio de doble arcada. La escalinata majestuosa de mármol, los vitrales alegóricos a la ciudad y sobre todo, el gran salón de Cabildos, de estilo renacimiento, con pinturas del artista Herrera Gutiérrez. Ahí presiden las dos cédulas reales: la que le otorga el título de Ciudad a la Puebla de los Ángeles y otra que le confiere su propio escudo de armas”.

En lo más alto del edificio hay una réplica del "Esquilón San José" (Campana de Dolores), que fue obsequiada por el Adolfo López Mateos, cuando era Presidente de la República.


Ese contenido se publica simultáneamente en la WikiPuebla, para ver el original, haz clic aquí.

 

 

--
POB/LFJ