A seis días de que entró en operación la ruta Periférico BUAP-Finsa, usuarios del transporte público se quejaron del servicio.

Durante un bloqueo a la circulación en la 7 Sur y 115 Poniente los quejosos acusaron que tardan más de dos horas en realizar el recorrido, lo que les ha ocasionado desde descuentos en su nómina por retardos en el trabajo hasta despidos.

Poblanerías en línea platicó con uno de los afectados, la señora Mónica Rivero quien aseguró que prefiere pagar entre 15 y 20 pesos en el pasaje, pero reducir el tiempo de traslado a 15 o 20 minutos, cuando mucho, a bordo de los taxis colectivos.

Como usuario la línea periférico siempre va llena, tarda en desplazarse de Valsequillo a Plaza san Diego más de dos horas», acusó la usuaria.

Taxis colectivos piratas

Foto: Agencia Enfoque

Foto: Agencia Enfoque

 

A pesar de que llevan varios meses prestando el servicio de traslado los taxis colectivos, los operadores de los automóviles carecen de concesiones.

Diego Corona Cremean, secretario de Infraestructura y Transporte del Estado, indicó que han retirado por lo menos 100 taxis colectivos.

Informó que es a través de operativos coordinados con la Secretaría General de Gobierno (SGG), Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) y la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT) como han logrado detener los vehículos.

Explicó que requirieron del apoyo de otras dependencias, debido a que los operadores de los taxis colectivos piratas, en casi todas las ocasiones oponen resistencia.

Son operativos contundentes en el sentido de retirar a los taxis piratas del periférico, ahora que estamos compensando el servicio de manera formal con los ruta esto ha tenido como resultado la detención de más de 100 taxis piratas en la zona en los últimos cuatro meses en periférico», reportó el funcionario estatal.

Multas de 30 mil hasta 40 mil pesos

Los quejosos señalaron que por carecer de la concesión para prestar el servicio de transporte colectivo, las multas que reciben oscilan entre los 30 mil y 40 mil pesos.

Foto: Agencia Enfoque

Foto: Agencia Enfoque

 

Mónica Rivero señaló que los operativos son agresivos, ya que cuando van en circulación sobre el periférico son acorralados por tres o cuatro unidades de dependencias estatales quienes al pretender retirar la unidad arrastran los vehículos en grúas incluso con los pasajeros abordo.

La Secretaría de Infraestructura y Transporte manda un operativo contra los colectivos, al momento de identificarlos o de creer que lo son ellos, los encajonan y entre tres o cuatro vehículos de la secretaría los bajan a golpes y piden una grúa incluso se los llevan con todo y pasaje», relató.

Una vez que son retirados, los vehículos entran a un juicio debido a que están infringiendo la ley, explicó el secretario de Infraestructura y Transporte,  por lo que queda en el ámbito jurídico la disposición del vehículo.

Hay 37 unidades de Periférico-Finsa

Diego Corona Cremean informó que la puesta en marcha de este servicio ya es de forma permanente.

Dijo que son 37 unidades las que hacen los recorridos sobre periférico, desde BUAP hasta FINSA; reconoció que el tiempo del derrotero es de 120 minutos en promedio; sin embargo, en algunas ocasiones pueden variar debido al tránsito en la zona y hasta las obras que se ejecutan actualmente.

Para ello aseguró que tuvieron que modificar el trayecto, para evitar que el tiempo se prolongue aún más y afecte a los pasajeros.

El secretario de Infraestructura y Transporte en el estado agregó que cada 15 minutos inician recorrido las unidades, lo que ha favorecido en reducir las filas de pasajeros en las paradas.

No obstante, hay un promedio de 16 mil usuarios en esta zona de periférico.

Menos de una semana y genera conflictos

Foto: Agencia Enfoque

Foto: Agencia Enfoque

 

El pasado 7 de diciembre la línea Periférico, BUAP-FINSA entró en operaciones con un costo de 7 pesos con 50 centavos.

Pero la tarifa se puede elevar hasta 8 pesos o 10 pesos debido a que los operadores no están autorizados a manejar el dinero y por lo tanto los pasajeros no reciben cambio, en caso de no llevar los 7.50 pesos.

Lo anterior, les ha generado inconformidad ya que no les dan opción de abordar los denominados taxis colectivos, que anteriormente utilizaban, pues éstos han sido retirados del recorrido.

En este sentido la quejosa Mónica Rivero señaló que están en la disposición de bloquear nuevamente la circulación vial hasta lograr un acuerdo con las autoridades, puesto que lo único que demandan es un servicio eficaz y eficiente para quienes utilizan el derrotero.

Agregó que los choferes de las unidades se portan de forma grosera con los usuarios, conducen a exceso de velocidad, van con música con exceso de volumen y tardan mucho en pasar en las paradas.

La semana pasada -comentó- un pasajero resultó con lesiones debido a que el operador iba a exceso de velocidad y encima de todo el chofer se molestó con el usuario.

Por lo anterior, solicitaron a las autoridades que atiendan sus demandas o nuevamente recurrirán a bloqueos tal como ocurrió la mañana de este 13 de diciembre en la 115 Poniente y 7 Sur.

POB/LFJ