La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) presentó un plan alterno al del Gobierno Federal para mejorar la economía familiar.

La presentación del plan ocurre un día después de que rechazara firmar un pacto promovido por Enrique Peña Nieto, en respuesta al alza en el precio de los combustibles.

En conferencia de prensa, Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex, dijo que México necesita reunir esfuerzos que impulsen la estabilidad y el desarrollo financiero, que no “solo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública”, por ello hicieron las siguientes propuestas para impulsar la economía familiar y la creación de empleo digno.

Eliminar por lo menos a la mitad los 37 programas sociales que ha identificado Coneval.

Establecer un mapa de ruta puntual con acciones detalladas para tener un padrón único de beneficiarios de programas sociales a nivel federal y estatal en 2018.

Establecer un calendario de implementación para armonizar las legislaciones estatales en materia regulatoria y la ventanilla única a más tardar en 2018.

Aprobar de inmediato la deducibilidad al 100% de las prestaciones laborales a fin de fortalecer la economía familiar.

Generar un nuevo esquema de bonos de productividad que no tenga cargas fiscales y de seguridad.

Crear con la Comisión Federal de Competencia Económica un plan para asegurar condiciones de competencia en gasolinas, para que los precios sean más competitivos.

Actualizar las métricas de pobreza del Coneval y fijar metas anuales para erradicar la pobreza extrema.

Para promover el Estado de derecho y el combate real a la corrupción, Coparmex sugiere:

  • Establecer metas para reducir el robo de gasolina.
  • Fijar un calendario para atender y solventar las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación a nivel federal, estatal y municipal.
  • Esclarecer el caso de los 9 mil millones de pesos “perdidos” que se invirtieron en la creación de la refinería en Atitalaquia, Hidalgo.

La Coparmex propone que para mejorar las finanzas públicas y promover la estabilidad macroeconómica, es necesario:

Implementar verdaderos recortes de presupuesto público.

El establecimiento de un Consejo Fiscal Independiente en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para que la deuda no continúe aumentado a tasas de 14% anual.

Definir una partida presupuestal específica de inversión pública para crear refinación doméstica y ductos que reduzcan el costo de la transportación de gasolina.

Un calendario para la implementación de la propuesta sobre dignificación del transporte público.

Evitar más aumentos de precio en la gasolina en meses subsecuentes, dado que existen recursos excedentes de IEPS y de la venta de petróleo.

Establecer métricas concretas de compromisos de reducción anuales del dispendio de recursos públicos, reduciendo el gasto en publicidad gubernamental y comunicación social, financiamiento a los partidos políticos y prestaciones laborales extraordinarias de los funcionarios públicos.

POB/LFJ