No es nuevo, los policías tienen condiciones bastante precarias para trabajar. Recuerdo por ejemplo, una ocasión en que se hizo un magno evento (para la foto) donde se entregaba armamento a policías, mientras afuera, había patrullas de tránsito en calidad de bulto, deterioradas y que apenas avanzaban.

La muerte del policía José Antonio Cortés Ruiz, tiene varias versiones: no sabía manejar motocicleta y fue obligado; la motocicleta no estaba en buenas condiciones; venía de cubrir bastantes horas de trabajo (como si el horario de 24 por 24 fuera fácil) y le encargaron más; no iba equipado de manera adecuada, es decir, el famoso casco.

Lo innegable es que está muerto, involucrado en un accidente de tránsito que pudo evitarse y ahora sus compañeros alzan la voz para exigir mejoras. Culpan a sus directores, pero para variar exigen hablar con el Gobierno del Estado.

Atentamente;
@Awebito