Los fanáticos de la cerveza ahora pueden practicar yoga y alcanzar más fácilmente la tan anhelada disciplina física y mental a través del «Beer Yoga».

Una nueva forma de practicar la meditación llegó a Australia, «Beer Yoga» es la manera en la que las personas pueden involucrase en el mundo del yoga, sin dejar de beber sus cervezas.

Jhula, fundadora y yogui del lugar, dice que esta práctica es divertida, pero además permite a los alumnos alcanzar su nivel más alto de conciencia.

Es una terapia para la mente y el cuerpo, asegura.

Las personas pueden asistir a las sesiones, sin ninguna experiencia previa en el yoga. Sin embargo, el gusto por la cerveza si es un requisito.

Durante la clase, se aprenden diferentes posiciones de yoga y equilibran las botellas de cerveza sobre sus cabezas, entre algunas otras actividades.

El «Beer Yoga» aunque se ha popularizado rápidamente, aún no es bien recibido por todos, pues hay quienes aseguran que esto abarata una práctica «espiritual legítima»

 

[mom_video type=»youtube» id=»WkHDIPJ3n-o»]

POB/FOL