La extradición de Joaquín “Chapo” Guzmán Loera al gobierno de Estados Unidos se concretó el jueves 19 de enero.

El narcotraficante más buscado del mundo fue recapturado en enero de 2016, tras seis meses de su segunda (y última) fuga de una cárcel de máxima seguridad a través de un túnel.

La primera vez que se escapó, el capo huyó en un carrito de lavandería, en 2001 en el penal de Puente Grande, Jalisco.

México entregó a las autoridades de Estados Unidos a quien se le nombró, tras la muerte de Osama Bin Laden, “el enemigo público número 1”. Los tribunales de varios estados lo requieren por cargos de lavado de dinero, asociación delictiva, narcotráfico, entre otros.

La extradición ocurrió horas antes de que Donald Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos; para analistas esta acción del gobierno mexicano, tiene muchos significados.

“No le quisieron dar la primera victoria a Donald Trump”, para la BBC opina Alejandro Hope, especialista en seguridad. Para él:

La extradición era el primer momento legalmente posible y el primer momento políticamente viable. Fue como decir: sí lo extraditamos pero Trump, tú no te pones la medalla”.

Para Jorge Chabat, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), la extradición del Chapo es:

Mandar un mensaje de que se puede colaborar con Estados Unidos, que si Trump colabora con México podría haber unan relación fructífera en el tema de seguridad”

También considera que hay otra señal:

Podría tener el mensaje de que se lo damos a Obama, pero también pueden querer decir que estamos colaborando, hacerle entender a Trump que por la buena México puede ser un buen aliado en vez de si está en conflicto permanente".

Por su parte, Alberto Elías Beltrán, subprocurador jurídico y de asuntos internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), dijo en rueda de prensa que la extradición no está relacionada con la llegada de Trump a la Casa Blanca.

No tiene que ver nada, hoy fue resuelto, y nosotros en términos del tratado internacional teníamos que hacer la entrega inmediata de la persona solicitada por el gobierno de Estados Unidos, de no hacerlo generaría responsabilidad e incumplimiento a las normas internacionales y en específico al tratado celebrado entre México y Estados Unidos",

No obstante Martín Barrón, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), dijo a la BBC que la decisión de enviarlo el día antes del cambio de gobierno:

Es un gesto al gobierno de Obama, es la última pieza de toda esta lucha del narcotráfico que se emprendió desde el año 2006 y que a la administración Obama le tocó ser interlocutora de los gobiernos mexicanos".

Así fueron los últimos momentos del Chapo antes de ser extraditado:

[gap]

POB/LFJ [gap]