México descendió 91 lugares en 21 años, de 1995 a 2016, en la evaluación del Índice de Percepción de la Corrupción (IPC).

Lo anterior implica repercusiones en varios ámbitos del desarrollo del país, entre ellos el social, económico, educativo y político, por mencionar los principales, consideró María Graciela Pahul Robredo, catedrática de la Escuela de Derecho de la Universidad Anáhuac, campus Puebla.

Luego de que Poblanerías en línea publicó el documento del Índice de Percepción de la Corrupción por Transparencia Mexicana, se consultó a la experta en la materia quien concluyó que México tiene un gran reto que enfrentar.

Tenemos un reto muy grande no solo como estado sino como país; nos hemos desbarrancado del lugar que ocupábamos en 1995 el lugar 32 y para 2016 estamos en el 123″.

En entrevista, comentó que mientras que en Estados Unidos de América de nueve gobernadores señalados por corrupción, nueve fueron sancionados; en México solo cuatro de 41 señalados fueron castigados, lo que denota un índice de impunidad muy grande y grave para nuestro país.

La corrupción en Puebla

Foto: Agencia Enfoque

Foto: Agencia Enfoque

 

A nivel nacional Puebla se encuentra entre los primeros 10 estados del país con mayor percepción del Índice de Corrupción, de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2015, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

 

En el 2015, según INEGI, en la entidad poblana se registraron 28,296 actos corruptos por cada 100 mil habitantes.

Para la catedrática en derecho, el reto se enfoca a las acciones de cada persona, desde el ámbito privado o público, desde el punto de vista ético de cada uno de ellos.

Puebla no es la excepción, el estado está por debajo de la media de la percepción de la corrupción; y el reto implica todas las acciones públicas y privadas a la luz de una ética de la función pública».

Pero, ¿qué es la corrupción?

Desde el concepto de la abogada Graciela Pahul la corrupción es: «la pervesión de la función natural de algo».

Desde este punto de vista, difícilmente se podrá «erradicar» esta práctica; no obstante, sí se puede encapsular. Opinó que aplicar el término «erradicar» será imposible, ya que es una falacia considerar que algún día se acabe.

Erradicar es una palabra que no se debe mencionar cuando se habla de corrupción, por que es una falacia; erradicar quizá nunca, encapsular quizá lo más pronto posible».

No obstante, con la aplicación un sistema de rendición de cuentas y transparencia, se detectará con mayor facilidad y por consecuencia corregirla.

No puedes erradicarla por que es una actividad que tiene que ver con el ser social de la persona».

Empero, si es necesario que se apliquen y empleen mecanismos donde haya una cultura de ética, buenas prácticas y cero corrupción.

Tendría que ser de inmediato fomentar cultura de, lo que tengo me lo gano trabajando o una cultura en la ética en el servicio que presto, sea público o privado; sobre todo una sociedad cada vez más formada para evaluar la calidad de la función de la administración pública», señaló Pahul Robredo.

Sector privado opina

En entrevista con Poblanerías en línea, Carlos Montiel Solana presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló que los temas relacionados con la transparencia, la impunidad y la corrupción son lastres para la sociedad poblana y mexicana.

Foto: Agencia Enfoque

Foto: Agencia Enfoque

 

Opinó que todas estas prácticas son destructivas para la sociedad y el desarrollo de un estado y por ende de un país.

Montiel Solana indicó que para combatir estas prácticas es necesario generar leyes que las sancionen, en Puebla y en México se está en dicho proceso.

Dentro de esas leyes debe quedar claramente cuales son las consecuencias de quien incurra en estos actos, en estos delitos y sancionarlos; nosotros hemos impulsado desde el ámbito privado un sistema que realmente coadyuve en la transparencia y la rendición de cuentas que ayude a evitar que exista la corrupción, como hasta hoy existe en nuestro país».

Mientras tanto, la catedrática María Graciela Pahul consideró que en este aspecto, Puebla tiene un avance de 100%, dado que ya el Poder Legislativo ya aprobó la Ley Estatal Anticorrupción, misma que con el paso del tiempo y su aplicación se perfeccionará.

Contar con una legislación, de nada a eso, estamos en un 100% de avance con el avance se irá perfeccionando».

Carlos Montiel Solana, presidente del CCE, y la catedrática María Graciela Pahul Robredo coincidieron en que ante la corrupción, se necesita contundencia y firmeza en la aplicación de las sanciones a estas prácticas de corrupción, ya sea desde el ámbito público o privado.

Ante el fenómeno de la corrupción se necesita toda la contundencia y sensatez, es una lucha constante para utilizar eficientemente los recursos que tiene el estado; hay quien dice que, la corrupción es un aceite que hace funcionar la maquinaría de un estado, pero eso es una visión muy miope y retrograda de lo que genera la corrupción en un sistema».

POB/LFJ