Foto: Agencia Enfoque

En 2016, más de 29 mil millones de pesos se gastaron en festejos como el Día de la Madre, Día del Maestro, Día de Reyes, entre otros.

La administración de Enrique Peña Nieto destinó millones para la organización y ejecución de los siguientes eventos:

  • Día de la Madre: 158 millones 98 mil pesos.
  • Día del Niño: 50 millones 847 mil pesos.
  • Día del Maestro: Dos millones 457 mil pesos.

Además, aproximadamente 231 millones 459 mil pesos se gastaron en bonos e incentivos para las diversas dependencias y organismos de gobierno, según información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Por su parte, Reforma informó que para el Día del Padre se utilizó un presupuesto de más de tres millones y para el Día de la Secretaría poco más de un millón.

Los recursos de la nación son los que se gastan para celebrar las diferentes festividades del calendario, incluso trabajadores del gremio agrario se vieron beneficiados.

La burocracia sigue otorgándose beneficios, pues sin importar la crisis económica del país o los recortes en el presupuesto; servidores públicos, diputados y senadores se han "regalado" bonos por miles de pesos, han incrementado sus prestaciones y otras medidas que suman a su sueldo.

POB/FOL