Año con año, el número de matrimonios entre mexicanos heterosexuales disminuye. Por otro lado, el matrimonio gay se ha incrementado.

Estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que el número de matrimonios ha disminuido más del 20% entre el 2000 y el 2015.

Estos resultados se atribuyen a que la mayoría de las personas opta por vivir en unión libre y ahorrarse el trámite legal, opina Julio Santaella en entrevista para Forbes.

En cambio, el número de divorcios aumentó poco más del 10%. Por ejemplo, en 2015 se registraron más de 123 mil.

Más de la mitad de estos casos se dieron por mutuo consentimiento y el 30% por decisión unilateral.

Un dato interesante del estudio es que en 5 de cada 10 divorcios ambos trabajan y tienen el mismo grado de escolaridad.

Por su parte, los matrimonios entre personas homosexuales se incrementaron un 153% en 2015.

Más del 70% de los hombres jóvenes de entre 15 a 29 son solteros. En contraste, las mujeres de esa misma edad son las que más se casan.

Esta tendencia no es exclusiva de México, en Estados Unidos cada vez son más las personas que deciden permanecer solteras.

POB/FOL