En Puebla, uno de cada cinco niños está afectado por la desnutrición infantil, situación que empeora entre la población indígena donde uno de cada tres padece desnutrición crónica, según estadísticas del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas

En respuesta, investigadores de la Universidad Iberoamericana de Puebla y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) cultivarán alga espirulina en la Sierra Norte de Puebla para combatir la desnutrición infantil.

La UAM donará el alga espirulina y la Iberoamericana la cultivará en sus laboratorios, explicó Óscar García, académico en la universidad poblana en entrevista con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Además, La Esperanza del Mañana y Paso del Jardín, organizaciones civiles se han sumado para facilitar el acceso a las zonas de la región.

Con este proyecto se trabaja con niños de las comunidades de San Antonio Rayón y Paso del jardín, entre otras aledañas. Se puede captar a los niños porque se capacita a madres de familia, ellas los llevan y así es como las estudiantes de nutrición realizaron una evaluación de su estado nutricional con la intención de determinar cómo se encuentran”, añadió García.

Dieta de Spirulina Maxima

Para integrar el alga a la dieta de los niños indígenas, la universidad organizó una degustación de espagueti preparado con esta planta.

El espagueti tenía buen sabor, sin olor, pero el color verde intenso de la espirulina fue lo que dificultó su aceptación al 100 por ciento entre los niños; sin embargo, para remediar este problema, las alumnas de nutrición propusieron mezclar el alga con frijol negro o maíz azul para que se perdiera el color”.

Dentro del proyecto, también se capacitará a las comunidades para que ellos mismos produzcan, cosechen, deshidraten y consuman el alimento.

Para lograrlo, la Iberoamericana colocó dos biorreactores en las instalaciones del Paso del Jardín y La Esperanza del Mañana.

POB/FOL