Tenango, lugar de las flores

Tenango proviene del náhuatl que significa “Madre de las Aguas” pero también se conoce como “Diosa del Agua”.

A 166 kilómetros de la ciudad de Puebla, cerca de Nuevo Necaxa, se encuentra Tenango de las Flores, una comunidad en la Sierra Norte de Puebla a la que le va bien su nombre pues es una población con una gran producción de flores. 

Situado al borde de una presa, Tenango pertenece al municipio de Huauchinango, que debe su fama de la Feria de la Flor que realizan año con año los floricultores de la región. El lugar fue fundado en 1859 y “Tenango de las Lorias” por los limpios ríos que favorecían a esta población.

Tenango proviene del náhuatl que significa “Madre de las Aguas” pero también se conoce como “Diosa del Agua”.

La presa de Tenango se ubica en el área natural protegida “Cuenca hidrográfica del Río Necaxa” y es escenario de actividades deportivas de montaña y acuáticas, además de observar su flora y fauna.

Se dice que este lugar fue el motivo para la inscripción de la canción “la Feria de las Flores”, famosa dentro del folclor nacional. De la variedad de flores que se pueden encontrar están las azaleas, gardenias, hortensias, tulias, violetas, entre otras muchas. Además hay una gran variedad de cactus miniatura.

Dentro de sus festividades, Tenago realiza la Expo Flor, en donde se reúnen más de mil expositores; además tiene dos grandes fiestas, una dedicada a San Miguel y otra a la Virgen de Guadalupe.

Gracias a su gran belleza natural, Tenango de las Flores fue escenario para que en 1956 Ismael Rodríguez, director de cine mexicano, utilizara este lugar como locación para filmar la película Tizoc; amor indio, protagonizada por María Félix y Pedro Infante.

Por este filme, el actor ganó un Oso de Oro en el VII Festival de Berlín, además de cinco Arieles.

A pesar de que ya han pasado más de 50 años de esto, los pobladores se han encargado de mantener el lugar intacto y en un árbol se puede ver una placa que dice: Tizoc: amor indio.

POB/LFJ