Huejotzingo celebró su tradicional Carnaval y este martes fue el cierre, con una gran participación de pobladores y turistas.

Por las calles de este municipio de origen prehispánico, los “huehues” desfilaron y festejaron vistiendo trajes elaborados que representan una inversión de hasta 40 mil pesos. Desfilaron con mosquetón en mano, un arma utilizada en la Batalla del 5 de Mayo y con la que queman pólvora al ritmo de las bandas de viento y pasos de danza.

Según el comité organizador, en el Carnaval participaron cerca de 20 mil huehues distribuidos en diferentes batallones que representan a cada barrio de Huejotzingo.

Este año el Carnaval de Huejotzingo cumplió 149 años de tradición y en este participan pobladores disfrazados de Zuavos, Zapadores, Turcos, Indios y Tlaxcaltecas. También hay contingente integrado por indígenas y otro más que representa a esclavos traídos por los franceses.

En el desfile también ocurre "el robo de la hija del corregidor por Agustín Lorenzo", quien era un afamado bandido que robaba a los ricos para ayudar a los pobres.

La organización del carnaval se realiza mediante el patronato y con apoyo del municipio. Sin embargo, una gran responsabilidad organizativa y de gastos recae en cada batallón, que es dirigido por un General, quien asume el cargo de forma voluntaria y sus mandarines, un grupo de amigos y familiares que lo apoyan con los gastos y la seguridad, además son los encargados del orden en el batallón durante el desfile.

En el carnaval participan familias enteras, desde los abuelos, padres e hijos. Muchos niños y niñas participan, símbolo de identidad y orgullo que es así transmitido de generación en generación.

Los huehues son mujeres y hombres de diferentes edades que con su familia, amigos y vecinos se organizan año con año para salir a disparar, danzar, disfrutar y compartir jolgorio, colores y tradición año con año, y que promete ser una gran fiesta en 2018, cuando festejen su 150 aniversario.

POB/LFJ/JCSD