Cierras los ojos, pones tu disco favorito de Soda Stereo y te transportas hacia un mundo psicodélico, atemporal y a la vez hecho para el circo y es ahí cuando todo cobra sentido. Soda Stereo no podría representarse de otra manera más que en un escenario lleno de acróbatas mientras la gente parada recita sus canciones y se deja sorprender con los colores y las sorpresas que el circo del sol esta por traerles.

Cirque du Soleil llegó a Argentina con una nueva propuesta después de “LOVE” de The Beatles en Las Vegas y “ONE” de Michael Jackson. Esta vez la compañía canadiense promete impacto y nostalgia trayendo de su mano a una de las bandas más icónicas del rock latinoamericano.

Payasos, malabaristas, trapecistas, un joven en camisa azul, discos de acetato, peceras y guitarras gigantes más la puesta en escena de todas las luces y efectos, son solo una parte del mundo surrealista al que “Sép7imo día” promete llevar a su público, haciéndolos parte de este maravilloso show como si estuvieran en uno de sus míticos conciertos.

“Sep7imo día” se presentó el jueves 9 de marzo en el Luna Park en Buenos Aires y contó con un total de 9 mil personas. La gira pretende llegar en 2018 a países como Perú, Chile, Colombia, México y Estados Unidos, después de 73 funciones en Buenos Aires.

La banda Soda Stereo, así como el hijo del fallecido Gustavo Cerati, Benito Cerati estuvieron presentes durante todo el proceso y llegaron a la conclusión de que el rock & roll efectivamente “siempre fue circo”.

Pocas bandas latinoamericanas han tenido tanta influencia en una generación, Soda Stereo lo logró y su regalo es “Sép7imo día”.

[gap]

 

POB/GECR [/gap]