Foto: Getty Images / G.Frey

Michael Flynn, ex asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, planea intercambiar su testimonio sobre los vínculos entre Rusia y Donald Trump por inmunidad, según información de The Wall Street Journal.

Robert Kelner, abogado de Flynn presentó esta propuesta a los legisladores. Sin embargo, por el momento no ha sido aceptada.

Se desconoce si Flynn propuso hablar de aspectos específicos sobre el tiempo que trabajó para Trump, pero el hecho de que busque inmunidad sugiere que Flynn siente que podría enfrentarse a complicaciones judiciales tras su breve paso por el puesto de consejero de Seguridad Nacional", escribió el diario estadounidense.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) está analizando si existió alguna relación entre el gobierno ruso y la campaña presidencial del millonario en 2016.

Por su parte,  Kelner aseguró que su cliente "tiene una historia que contar y verdaderamente lo quiere hacer si las circunstancias lo permiten", pero también aceptó que no se arriesgará a la "caza de brujas" sin ninguna garantía.

Además, dijo que es "lamentable" que estén acusando a un veterano militar (que sirvió por más de 30 años a su país) de traición.

Menos uno en la era de Trump

Después del escándalo generado por las conversaciones de Flynn con los rusos, el ex asesor presentó su renuncia el 13 de febrero de 2017.

Al presentar su renuncia, Flynn aceptó haber dado información “involuntariamente” sobre sus llamadas con el embajador ruso a Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos.

Ni Donald Trump, ni su equipo defendieron a Flynn. Incluso, se está quedando sin amigos, dijo un funcionario de la administración.

Aunque el general retirado duró muy poco tiempo en el gobierno de Trump, algunos consideran que fue una de las piezas claves para que el republicano obtuviera el triunfo.

 

--

POB/FOL