Foto: Pixabay (cc)

En México, el 40% de la población son empleados "Godínez", personas categorizadas como insatisfechas con su empleo y ambiente laboral.

Entonces dejar de ser un "Godínez" va más allá de solo abandonar el sitio de trabajo, los empleados pueden realizar diversas acciones para salir del estigma del oficinista.

Estas son algunas sugerencias que WeWork ha comprobado pueden mejorar la experiencia en la oficina:

Espacio colaborativo

Un empleado debe sentirse parte de un equipo y no que solo cumple con un número de tareas asignadas sin trascendencia. Cambiar esta perspectiva solo requiere de generar conexiones de trabajo con todas las áreas de la empresa, si un colaborador sabe que es lo que realiza su homólogo será más fácil que ambos sientan empatía y se valoren.

Vínculos empresariales

Procurar los intercambios entre empresas puede generar que el empleado se sienta un miembro valioso, pues de esa manera ellos sienten que generan vínculos empresariales y personales.

La comunicación

Mantener un sistema de comunicación vertical en la empresa, es decir jerárquico; limita la productividad, interrumpe la información y excluye la creatividad. Para evitar que esto suceda, es mejor utilizar un medio donde todos puedan intercambiar sus opiniones y resolver los asuntos, se puede recurrir a aplicaciones o programas en Internet.

No a la rutina

Los empleados deben salir de sus cubículos y escritorios establecidos, moverse para realizar reuniones y encuentros casuales con los colaboradores, solo así el trabajo en una oficina puede resultar más motivador.

Renovar el espacio

El lugar de trabajo influye no solo en la productividad, también modifica el estado de ánimo. El empleado puede empezar manteniendo su lugar limpio y ordenado para después sugerir cambios más grandes.

Los "Godínez" no necesariamente deben ser la muestra de improductividad, estrés y amargura, pues según un estudio de la Universidad de Melbourne; si un empleado está bien, trabaja bien.

POB/FOL