Investigadores hallaron la prueba más antigua de vida en la Tierra, el equipo detectó microorganismo fósiles de hace aproximadamente cuatro mil millones de años, reveló la revista Nature.

El escenario del descubrimiento fue un sitio geológico del cinturón Nuvvua-gittuq ubicado en el noreste de Québec, Canadá.

Gracias a imágenes láser de muestras extraídas, hemos podido identificar microfósiles, que son los más antiguos que se conocen en el mundo» dijo Matthew Dood, investigador del University College London (UCL).

Según los estudios, estos microfósiles miden de diámetro la mitad de un cabello humano y solo medio milímetro de largo.

El equipo asegura que este descubrimiento es un paso más para descubrir que podría pasar en Marte, pues si la vida en la Tierra se desarrollo tan rápido, podría repetirse la historia en otros planetas.

Por otro lado, las condiciones en las que se hallaron los fósiles revelan que los microbios vivían cerca de un respiradero en el fondo marino donde el agua se calentaba gracias a un volcán.

¿No podría la vida en el planeta haber iniciado así?

Hasta ahora, los fósiles más antiguos se habían encontrado en Australia pero su edad solo es de 3 mil 460 millones de años, informó Dominic Papineau, líder del proyecto en entrevista para la AFP.

Al respecto, es precisamente Martin J. Van, investigador de la Universidad de New South Wales quien descalifica este trabajo, asegurando que la evidencia no es suficiente y que lo hallado no son fósiles.

POB/FOL