Foto: Agencia Enfoque

El gobierno de Puebla y el Congreso local violentaron a los municipios y al federalismo con la creación del Organismo Público Descentralizado (OPD) de Ciudad Modelo, consideró Diego Martín Velázquez Caballero, politólogo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

En entrevista con Poblanerías en línea, el especialista comentó que para la implementación de esa clase de proyectos es necesario el diálogo y la información no solo con las autoridades municipales, sino también con los pobladores.

El Congreso de Puebla aprobó a finales de enero un decreto presentado por el entonces gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, donde se crea un Organismo Público Descentralizado que administrará los servicios, expedirá licencias de construcción y administrará los recursos de los municipios que abarca la Ciudad Modelo: San José Chiapa, Nopalucan, Soltepec, Mazalpiltepec y Lara Grajales por 30 años.

Sin embargo, Andrés Galicia López, presidente municipal de Soltepec y Humberto Galicia Escárcega, de Mazapiltepec, presentaron un recurso de inconstitucionalidad que fue admitido por la Suprema Corte de Justicia Nacional (SCJN) el 8 de marzo, con lo cual se ordenó la suspensión de los trabajos en la Ciudad Modelo de Audi.

Por este motivo los ediles temen que el gobierno del estado emita órdenes de aprehensión en su contra para frenar el proceso legal.

Ciudad Modelo perjudica la democracia

Foto: Agencia Enfoque

Para Velázquez Caballero el decreto del 27 de enero de 2017, donde se creó un Organismo Público Descentralizado que administrará los en los cinco municipios es una medida no adecuada porque violenta a los municipios, el federalismo (doctrina política que establece las distintas parte que conforman el Estado deben conservar autonomía) y la democracia.

Desde el momento en que el proyecto de Ciudad Modelo se aprueba ha habido bastante discrecionalidad, bastante desinformación por parte de la empresa, lo cual va en contra de la democracia y del federalismo de los municipios en el estado”.

Con el decreto de creación el OPD de Ciudad Modelo no solo administrará los servicios, sino también otorgará las licencias de construcción y operará con las aportaciones, participaciones, subsidios, transferencias y apoyos que le otorguen los gobiernos federal, estatal y municipal.

Ante esta situación, los presidentes municipales de Soltepec y Mazalpiltepec presentaron los recursos de inconstitucionalidad.

Mientras que los pobladores se han manifestado tanto afuera del Congreso de Puebla, como en las inmediaciones de la planta Audi, debido a que el Organismo Público Descentralizado puede dotar los servicios a través de terceros, lo cual abre la puerta a la privatización, y porque las obras en la zona les impiden llegar a sus predios.

Municipios, en riesgo en todo el país

Diego Martín Velázquez comentó que las leyes o políticas que pasan por encima de los municipios son una constante en el país, citó las reformas energética, de seguridad y educativa, en las cuales no se respeta el artículo 115 constitucional, referente a la personalidad jurídica de los ayuntamientos y sus facultades.

En Puebla estás medidas han sido llevadas al extremo, creo que es importante recuperar la capacitación y el trabajo de los gobiernos estatales para auxiliar a los municipios”, manifestó el académico.

Foto: Agencia Enfoque

Además de la creación del OPD Ciudad Modelo, el gobierno de Puebla ha contravenido el artículo 115 con la privatización del servicio de agua en la capital del estado, ya que allí se manifiesta que los municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos de:

Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales;

Alumbrado público.

Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos;

Mercados y centrales de abasto.

Panteones.

Rastro.

Calles, parques y jardines y su equipamiento;

Seguridad pública,  en  los  términos  del  artículo  21  de  esta  Constitución,  policía preventiva  municipal y tránsito.

Los demás que las Legislaturas locales determinen según las condiciones territoriales y socio-económicas de los Municipios, así como su capacidad administrativa y financiera.

La forma correcta en el que gobierno estatal debió ejecutar el plan de Ciudad Modelo, de acuerdo con el experto de la BUAP, es informando a los gobiernos municipales y los pobladores a través de los comités de planeación municipal, las asambleas de presupuestos participativos y el Cabildo abierto.

Hay mecanismos como los comités de planeación municipal, las asambleas de presupuestos participativos, está el Cabildo abierto para que la gobernanza se hubiera llevado a cabo, pero desafortunadamente la iniciativa privada y el gobierno del estado no quisieron informar”.

Porque como resultado de su política “metaconstitucional” se crearon grupos de resistencia y corrupción, que han hecho mucho más atractivos a otros estados, como Tlaxcala, para el desarrollo del proyecto Audi.

 

--
POB/LFJ