Militantes del Partido Acción Nacional (PAN) cuestionan la “doble moral” de su dirigencia, pues mientras desea expulsar a 73 miembros por apoyar la candidatura de Ana Teresa Aranda, ocultan las maniobras de Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, quien presuntamente apoya al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México.

El enfrentamiento surgió por el anunció que hizo el dirigente Jesús Giles, de que se sancionará a militantes que apoyaron a la expanista para que alcanzara su registro como independiente en las elecciones de 2016.

Vamos a defender a nuestros compañeros de manera solidaria y subsidiaria de este atropello a la dignidad de la persona”, comentó Rafael Micalco, exdirigente estatal.

 

POB/IIAL