Desde Puebla, GTM capta imágenes de un agujero negro

El Gran Telescopio Milimétrico participó en una serie de observaciones para comprobar la Teoría de la Relatividad General de Einstein.

En 1916, Albert Einstein publicó la Teoría de la Relatividad General donde explica que hay objetos que convierten parte de su masa en energía y la desprenden en forma de ondas que viajan a la velocidad de la luz y deforman a su paso el tiempo y espacio.

Ahora, en 2017, un grupo de astrónomos de diversas partes del mundo se unen para comprobarla a través del experimento Event Horizon Telescope (EHT).

Desde Puebla, el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) “Alfonso Serrano”, participó en una serie de observaciones para comprobar la teoría de Einstein y captar la primera imagen de la sombra de un agujero negro supermasivo y su horizonte de eventos.

¿Qué busca el EHT?

Durante cinco noches, el GTM en conjunto con ocho radiotelescopios observaron el universo para capturar la imagen de un agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la Vía Láctea: Sagitario A* y a su vez, el agujero negro de la M87, la mayor y más luminosa galaxia de la zona norte del Cúmulo de Virgo.

En entrevista con Poblanerías en línea, el Dr. David Hughes explicó que en el EHT participaron nueve radiotelescopios unidos entre sí que conformaron un telescopio milimétrico del tamaño de la Tierra, suficiente para observar los agujeros supermasivos.

Será la primera vez que tendremos todos los telescopios trabajando juntos. Tuvimos varias etapas de prueba en años anteriores. Ahora haremos observaciones en la banda de 1.3 milímetros de dos objetos: el agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea, conocido como Sagitario A* y el agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia M87”.

El experto en Astrofísica dijo que los telescopios que participaron están instalados en Estados Unidos, México, Hawái, España, Francia, Chile y Antártida. El trabajo fue coordinado desde el Observatorio Haystack del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos.

Ahora, el Observatorio Haystack recibirá la información de 1,024 discos duros que contienen los datos recabados durante el periodo de trabajo.

Aunque los datos serán estudiados y aún no existe fecha para la publicación de hallazgos, se cree que con las observaciones de este año se ha logrado capturar, por primera vez en la historia, imágenes de un agujero negro.

La sombra y el horizonte de eventos son una manifestación física de la predicción matemática de la existencia de una singularidad en el continuo de espacio-tiempo. Es una oportunidad de confirmar después de cien años esta predicción fundamental de la ley de la relatividad general de Einstein”, dijo David Hughes.

Hace unos días, la revista National Geographic informó que el equipo de astrónomos del Observatorio Haystack cree que las imágenes capturadas durante ETH corresponden al horizonte de sucesos, una de las partes que componen un agujero negro.

Los agujeros negros son los restos fríos de antiguas estrellas, tan densas que ninguna partícula material, ni siquiera la luz, es capaz de escapar a su poderosa fuerza gravitatoria.

El horizonte de sucesos superficie imaginaria de forma esférica que rodea a un agujero negro, en la cual la velocidad de escape necesaria para alejarse del mismo coincide con la velocidad de la luz. Sin embargo, los investigadores tendrán que analizar las imágenes y concluir el experimento.

GTM apunta al Universo

David Huhges explicó que el Gran Telescopio Milimétrico tiene un diámetro de 50 metros y fue diseñado para recibir la radiación astronómica en frecuencias milimétricas.

Es considerado el telescopio milimétrico más grande del mundo.

El GTM se ubica a 4,582 metros sobre el nivel del mar, en el volcán Sierra Negra, entre los límites de los estados de Puebla y Veracruz.

El Telescopio Alfonso Serrano depende del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) de Tonantzintla, Puebla. A través de sus observaciones, los científicos han descubierto emisiones de polvo de una galaxia de luminosidad intrínseca moderada a más de cuatro mil millones de años luz de distancia.

Con el GTM los astrónomos pueden investigar la formación y evolución de estructura durante los últimos 13 o 14 mil millones de años del universo”, comentó David Hughes.

Entre los hallazgos recientes también se encuentra el que logró un equipo internacional, liderado por astrofísicos del INAOE que detectó -por primera vez- la diversidad molecular del gas supersónico en una nebulosa planetaria tipo “fuente de agua”.

Con las observaciones milimétricas del GTM se han podido ver regiones del espacio oscurecidas en el óptico por polvo interestelar, dando a los astrónomos nuevo conocimiento sobre la formación de estrellas. Además de que se puede observar planetas del Sistema Solar y discos protoplanetarios fuera del mismo, que emiten su radiación en forma de ondas milimétricas.


POB/LFJ