El pasado enero 2017, se recaudaron 3.9 millones de pesos en fotomultas en el Estado de Puebla, siete veces menos que el mismo mes de 2014, según información de la Secretaría de Finanzas del Estado.

En diciembre 2015, el Gobierno del Estado cambió los criterios de infracción, dejó de cobrar la primera multa y empezó a sancionar por número de infracciones cometidas y no por rango de velocidad excedido. En consecuencia, el monto recaudado ha disminuido año con año hasta un 50%.

El programa Monitor Vial inició operaciones en la entidad en 2013. El objetivo de este proyecto era prevenir los accidentes por exceso de velocidad y disminuir las víctimas de los mismos.

POB/FOL