Foto: Agencia Enfoque

Al ritmo que va, con recursos por 52,266 pesos mensuales en membresías, Cyclo Share recuperará la inversión que hizo en el sistema de bicicletas públicas de Puebla en 2,150 años.

La empresa reportó para mediados de marzo la inscripción de 112 usuarios, un promedio mensual de 74.5 por mes, lo cual es bajo si se compara con la prueba piloto de Smart Bike, que tuvo un promedio de 122 usuarios nuevos cada mes.

Si cada persona inscrita hubiera comprado la membresía más cara, de 700 pesos, de los 1,349,085,886 pesos de inversión Cyclo Share habría recuperado solo 78,400 pesos.

Foto: Agencia Enfoque

La empresa puede recaudar más con publicidad, pero el incumplimiento con el plazo para iniciar el sistema Bici Puebla llevó a que el Ayuntamiento de Puebla reclame hasta 40% de los espacios publicitarios, lo cual baja su capacidad de recuperar capital.

Integrantes del Cabildo y especialistas atribuyeron la poca respuesta de los poblanos a la falta de promoción del sistema de bicis públicas, a la obligatoriedad de contar con tarjeta de crédito o débito, la falta de intermodalidad con el metrobús y porque aún no llega a las colonias más apartadas de la ciudad.

Mucha inversión, poca recaudación

En entrevista con Poblanerías en línea, Iván Galindo, regidor, dijo que para mediados de marzo había 112 usuarios inscritos en Bici Puebla.

Si bien la empresa también puede captar recursos por la venta de espacios publicitarios en bicicletas y quioscos, debido al retraso en la entrega del proyecto –estaba programada para el 5 de enero de 2017, pero arrancó el 28 de enero- el Ayuntamiento se quedará con porcentaje de la publicidad.

Cyclo Share solo podrá vender del 60% de los espacios publicitarios, lo cual también merma la recaudación de fondos.

Armando Pliego Ishikawa, del Consejo Ciclista Poblano (Cadena), y Giovanni Zayas Franzoni, representante de Cholula en bici, destacaron que debido al costo elevado de operación de los sistemas de bicicletas públicas lo mejor es que el gobierno subsidie, como pasa en la Ciudad de México y Guadalajara.

El hecho de que el proyecto sea privado hace que el sistema sea el más caro del país con una anualidad de 700 pesos, cuando en Ciudad de México es de 416 pesos y en Guadalajara de 365 pesos.

Menos demanda que en prueba piloto

Con los datos referidos, Cyclo Share tendría en promedio una inscripción mensual de 74.6 nuevos usuarios al mes, lo cual representa una demanda 42% inferior que la que tuvo la prueba piloto de bicicletas públicas de Smart Bike, a cargo de la empresa Clear Channel.

Smart Bike tenía 2,200 usuarios registrados para cuando dejó de operar en abril de 2015, esto da un promedio de 122 nuevos usuarios cada mes. En Guadalajara el sistema MiBici arrancó con 1,047 usuarios.

La demanda de Smart Bike también era muy superior a la de Bici Puebla, pues con 81 bicicletas públicas había una bici por cada 27 usuarios. En el caso de Bici Puebla existen 9.3 bicicletas por cada usuario.

Si se compara el sistema de bicicletas públicas de la ciudad de Puebla con la de México la diferencia es abismal, en la capital del país existen 500 mil usuarios de la Ecobici, lo que da un promedio de una bicicleta por cada 77 usuarios.

Falta promocionar a Bici Puebla

Galindo Castillejos comentó que uno de los motivos por los cuales hay poco registro de usuarios es la falta de promoción de Bici Puebla.

Adán Domínguez Sánchez, presidente de la Comisión de Movilidad Urbana del Cabildo de Puebla, dijo que la Secretaría de Movilidad sí debe impulsar el sistema de bicicletas públicas, pero a su tampoco se debe esperar que en pocos meses haya cupo completo.

Armando Pliego dijo además de una campaña de comunicación integral, donde se explique cómo funciona Bici Puebla, no hubo un proceso de sociabilización del proyecto con los vecinos, y de un día a otro vieron los bolardos sin que nadie les dijera para qué eran.

Modo de pago e intermodalidad afectan

Para Giovanni Zayas, también consultor del Banco Mundial, aún no hay muchas personas inscritas en el sistema de bicicletas públicas porque uno de los requisitos es que tengan tarjeta de crédito o débito.

El reto que tiene el sistema de bicis públicas en general, no solo el de Puebla, es cómo garantizar la accesibilidad de personas que no puedan proveer una garantía como cuando alguien deja su tarjeta de crédito.

Foto: Agencia Enfoque

Sugirió que el gobierno, ya sea municipal, estatal o federal, actúe como garantía desarrollando algún tipo de acuerdo con el usuario final, de tal forma que Bici Puebla llegue a más gente.

Otra limitante que tiene el proyecto, según comentaron Adán Domínguez y Armando Pliego, es que no hay intermodalidad con el metrobús, ya que la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) funciona con tarjetas de prepago y las bicis con un token (dispositivo electrónico donde se porta la identidad digital de una persona).

Mientras que en Ciudad de México con una misma tarjeta se puede pagar el metro, metrobús y las bicicletas públicas, una situación más práctica para los usuarios.

Para Pliego Ishikawa otra cuestión que abonaría a que haya más usuarios de las bicis públicas es que dentro de las estaciones de metrobús se coloquen mapas con la ubicación de las cicloestaciones.

No llega a colonias populares

En su etapa inicial el sistema de bicis públicas solo abarcó un perímetro cercano al centro, por lo cual aún no llega a las personas que se trasladan desde lugares más apartados.

En el “Estudio de técnico de viabilidad y factibilidad del proyecto del sistema de bicicletas públicas” se mencionó que entre los beneficiarios estarían “las personas de menos ingresos y que habitan en las zonas de la periferia alejadas de los centros de movilidad”.

Sin embargo, el proyecto aún no llega a esas colonias, por lo cual el sistema de bicicletas públicas solo les ayudaría a realizar su último trayecto, es decir, el último kilómetro o las últimas diez cuadras.

El proyecto completo de Bici Puebla tendrá 2,100 bicicletas y 130 cicloestaciones, distribuidas en un perímetro que va de la Diagonal Defensores de República a la Avenida Margaritas y San Claudio, y de la colonia Humboldt a la Colonia La Paz y el Bulevar Atlixco.

Los expertos de Cadena y Cholula en Bici confían en que conforme el sistema de bicis públicas se consolide ese perímetro se agrande.

 

--
POB/LFJ