La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó una norma por la cual los menores entre 14 y 18 años podrán ir a la cárcel en caso de haber cometido delitos graves.

De esta manera, los menores acusados de haber cometido delitos graves quedan sujetos a prisión preventiva por un periodo de hasta cinco meses mientras se determina si son culpables o inocentes.

La norma, aprobada por ocho votos a favor y tres en contra, a sido criticada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pues la considera una agresión a la presunción de inocencia.

En junio de 2016 entró en vigor la Ley General del Sistema Integral de Justicia para Adolescentes y prevé el internamiento para los mayores de 14 años y menores de 18 que hayan incurrido en los delitos de homicidio, extorsión, violación, narcotráfico, delincuencia organizada, trata de personas y robo con violencia.

Un mes después la CNDH presentó una acción de inconstitucionalidad al considerar que vulneraba la libertad personal, así como las formalidades al procedimiento, negando al presunto culpable la oportunidad de defenderse.

Los ministros que votaron en contra de la norma argumentaron que aunque la medida sí está prevista en la Constitución, es solo para los adultos, no para menores de edad.

En cambio, los que votaron a favor consideran que el internamiento provisional es una medida que ayudará a la protección física del adolescente, ya que muchos son usados por el crimen organizado para cometer delitos.

Según el Diagnóstico de los adolescentes que comenten delitos graves en México, cerca de 17 mil menores de edad cometen delitos cada año.

35% de ellos fueron acusados por robo con violencia; 22% por homicidio; 17% por posesión de armas de uso exclusivo del Ejército; 15% por secuestro y 10% por delincuencia organizada.

POB/LFJ