La tormenta que cayó el jueves en la comunidad de Santa Catarina los Reyes, en Esperanza, Puebla, dejó pérdidas y daños materiales.

La comunidad no está al pie de carretera, Santa Catarina los Reyes se ubica a unos 15 minutos de la caseta cobro de Esperanza, rumbo a Ciudad Serdán. El camino que lleva está afectado, con el pavimento roto.

Las obras en la Autopista Puebla-Córdoba ocasionan un tránsito intenso que complica el paso de las ambulancias y ayuda que van camino a Santa Catarina.

Poblanerías, que iba en camino, encontró a ocho personas del sector salud de Ciudad Serdán, Tehuacán y Puebla antes de llegar. Entre médicos y enfermeras comenzaron a hacer señas de «aventón«, iban a la comunidad a aplicar vacunas y a reforzar los trabajos que estaban llevado a cabo el DIF y la Secretaría de Salud en el lugar.

Este día ya no había militares, estuvieron ayer cuando se activó el Plan DN-III para brindar apoyo a la población.

 

La fuerte lluvia ocasionó daños en más de 30 casas; y a su paso dejó inundaciones, viviendas destruidas y animales de ganado muertos.

 

Salomón Campos Montero es uno de los damnificados. Su casa quedó destruida, así como sus muebles y electrodomésticos. Además sus cincuenta borregos murieron en la inundación; algunos se ahogaron, otros murieron por la temperatura del agua y a otros más les cayó una barda encima.

Andrea Ramírez, otra de las damnificadas, quedó atrapada en su casa, pues el alud provocado por la barranca «del toro pinto» se desbordó, ocasionando un alud que llenó de lodo su propiedad. Cuenta que pudo salir tras la ayuda de los militares, quienes lograron abrir el zaguán y salió el agua.

Otra de las afectadas fue la señora María del Carmen Vélez, quien perdió sus cosechas de haba y frijol, además de que la barda del terreno donde tiene animales de ganado quedó destruida.

POB/LFJ