La Corte Suprema de Estados Unidos ordenó un cumplimiento parcial de la orden ejecutiva de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, que prohíbe la entrada de ciudadanos de países musulmanes a territorio estadounidense.

Este lunes, la Corte acordó escuchar la apelación del gobierno de Trump en todas las decisiones judiciales que han bloqueado su orden ejecutiva, de esta manera, se permitió una restricción de entrada por 120 días a los refugiados.

El máximo tribunal estadounidense expuso que la prohibición también puede aplicarse a personas que no tengan una “conexión familiar” en el País. Con la decisión también se verán afectadas las personas que no hayan tramitado aún su ingreso para asumir un puesto de trabajo.

El fallo de la Corte representa un triunfo para el presidente Trump, que ha impulsado esta política desde los primeros días de su gobierno.

Los magistrados han dicho que en octubre, fecha en que se vence el plazo, considerarán si la medida se ratifica o se revierte.

A través de un comunicado, Trump dijo que la decisión unánime del máximo tribunal «es una clara victoria para nuestra seguridad nacional. Permite que entre en vigor ampliamente la suspensión de viajes desde seis países susceptibles de terrorismo y la suspensión de refugiados».

La semana pasada, el gobierno anunció que planeaba activar el veto si recibía la aprobación judicial.

Desde que Trump firmó la orden ejecutiva, en enero pasado, la justicia norteamericana había bloqueado el veto migratorio que prohibe la entrada a ciudadanos provenientes de naciones que predican el Islam.

La orden, que restringe la emisión de visa a ciudadanos de Sudán, Siria, Libia, Somalia y Yemen, había quedado en el limbo después de que fuera suspendida por jueces federales de Hawai y Maryland, quienes consideraron que era discriminatoria.

 

POB/LFJ