Foto: Agencia Enfoque

Malas condiciones de desempeño laboral o incluso “casos inhumanos”, como los que se registran por ejemplo en mineras de la Sierra Norte de Puebla, así como en otros rubros como el agropecuario, servicios y comercio, es lo que ha enfrentado la población infantil, consideró Martín Juárez Guevara, responsable del Programa de Trata y Tráfico de Personas y especialista en temas de trabajo infantil de la Universidad Iberoamericana Puebla.

En entrevista con Poblanerías en línea, opinó que este tema no ha recibido la atención que requiere y suele confundirse con otros como la trata laboral, la trata sexual y la explotación para servidumbre.

En el marco del “Día Mundial contra el Trabajo Infantil”, dijo que en términos generales se habla de 218 mil niños que se dedican al trabajo en Puebla, muchos de los ellos están vinculados con el trabajo forzado o bien con trabajos de alto riesgo o peligrosos.

Comentó que en Puebla se vive una situación “grave”, pues no es fácil hablar de casi 220 mil infantes trabajadores que en muchos casos son forzados, lo que conlleva a una falta de garantía por parte del Estado, como brindar una vida digna a los menores o al menos tener la facultad para protegerlos y brindarles educación.

Se trata de una situación muy grave, dado que ellos quedan a la expensa de las sedes delincuenciales y que en Puebla de manera evidente están funcionando, es grave porque el dato es muy duro y lo venimos manejando desde hace muchos años, lo que quiere decir que no se ha hecho nada para disminuir la incidencia de estos niños a la cuestión laboral”.

Para el experto en temas de trabajo infantil, el gobierno de Rafael Moreno Valle dejó de lado este tema en la agenda de la política social.

Solo se vio capacitación a los Ministerios Públicos o a los propios funcionarios del gobierno, en general solo cursos por aquí y cursos por allá que en realidad no salvan la situación, donde no existe una intervención directa, incluyendo la presencia de protocolos de atención, quienes aparentemente están muy en el papel, pero en la realidad son poco aplicables, como es el caso de la trata”.

Al preguntar si es Puebla un "Estado fallido" en el tema, respondió:

“Considero que es un Estado fallido en muchos temas, no es uno solo, de hecho, los temas se dan ‘montando’ uno sobre otro, de tal manera que a veces no podemos distinguir la línea clara entre una situación y otra, eso es lo más peligroso de todo esto”.

La ruta a la delincuencia

Martín Juárez Guevara opinó que en comunidades del “Triángulo Rojo”, donde sucede el robo de combustible, los menores están inmersos en un contexto de delincuencia organizada “terrible”.

Se habla del fenómeno del huachicolero, nos encanta decir cuánto se ha perdido en términos del robo de combustible, pero no se habla de la gente que está implicada y que está sufriendo todos estos efectos de la delincuencia organizada y también de la falta de acción y contundencia del Estado en relación a estas personas”.

El experto dijo que resulta complicado que estos niños y jóvenes salgan de esta “dinámica delictiva”, dado que “es más fácil” ganar expectativas de trabajo cuando logran “meterse a la bolsa miles de pesos”.

Los desplazamientos

Mencionó que han podido apreciar que existen desplazamientos de menores del campo a la ciudad es decir, pequeños que han trabajado con su familia en actividades agrícolas y que tienen que desplazarse a las grandes ciudades.

Explicó que en el estado de Puebla se tiene registro que en las ciudades de Atlixco, Puebla, San Andrés y San Pedro Cholula, San Martín Texmelucan, Tepeaca y Tehuacán, tienen mayor número de casos.

En estos casos, se han encontrado casos de niños que no hablan español y se enfrentan a situaciones donde son vulnerables a la explotación en servidumbre doméstica o en otros rubros.

Explotación en mineras

Habló sobre el efecto que genera la presencia de explotación de mineras en comunidades de la Sierra Norte, pues hasta el 2016 se tiene estimado que se hizo una inversión de alrededor de 5 mil millones de dólares.

Sin embargo, dijo que a inicios de 2017 la inversión en esas zonas se duplicó alcanzando casi 11 mil millones de dólares, lo que implica el funcionamiento de muchos proyectos de minería, gas y fracking.

Las condiciones laborales en las que se desempeñan estos grupos en las mineras, son realmente brutales e incluso en muchas ocasiones inhumanas, lamentablemente esa gente tiene que asumir esas condiciones porque no simplemente no les queda de otra”.

Día contra el trabajo infantil

Este 12 de junio se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Uno de los principales objetivos que se fijaron para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cuando se fundó en 1919 fue la abolición del trabajo infantil.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2015 había cerca de 2.5 millones de infantes y adolescentes trabajadores México; de ellos, más de la mitad eran niños, poco más del 30% eran niñas y de esta población, la mayoría tenía entre 15 y 17 años.

Entre las actividades económicas que realiza la población infantil, destacan el sector agropecuario, los servicios y el comercio. En el caso de asistencia escolar, se destaca el hecho que 4 de cada 10 niños que trabajan, no van a la escuela.

Por otro lado, 42.5% de la población infantil que labora, no recibe un ingreso.

POB/LFJ