Donald Trump, presidente de Estados Unidos, confirmó la muerte de James T Hodgkinson, hombre responsable del tiroteo en Alexandria, Virginia - sitio donde legisladores del Congreso practicaban béisbol-.

El mandatario estadounidense informó por medio de una transmisión en vivo que el FBI ya está investigando la situación y aseguro que Steve Scalise, senador republicano que recibió un disparo en la cadera durante el encuentro, está estable, "es un patriota y un luchador", dijo Trump.

Scalise es el coordinador de la mayoría republicana en la Cámara de los Representantes de Estados Unidos.

Durante la transmisión, el millonario reconoció la labor de los policías, pues algunos también están heridos.

Un ataque deliberado

James T Hodgkinson abrió fuego en uno de los campos donde 25 parlamentarios, aproximadamente, jugaban béisbol. Los republicanos entrenaban para un partido programado para el próximo 15 junio contra los demócratas.

Según información de CNN, los legisladores aseguran que el hombre estaba armado con un rifle y una gran cantidad de municiones.

Elementos policíacos respondieron a la agresión e hirieron al sujeto.

Hodgkinson era un activista demócrata, voluntario en la campaña de Bernie Sanders y no tenía antecedentes penales. Sin embargo, el hombre escribió hace unos meses en su cuenta de Facebook que quería "destruir al presidente y compañía".

Terry McAuliffe, gobernador de Virginia, aprovechó la ocasión para expresar su opinión sobre el uso de armas, "la situación es insostenible, hay que cambiar", explicó.

POB/FOL