El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) inauguró en Hospital de Ginecología y Obstetricia número 4 de la Ciudad de México, el primer banco de leche materna para recién nacidos que recolectará más de mil litros.

Con la apertura de este banco, la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), ubicada en San Jerónimo, ha sido considerada y certificada por la Organización Mundial de la Salud y por la UNICEF como Hospital Amigo del Niño y la Niña.

La cantidad que captará este banco de leche es similar a la que recolectan los bancos de España y Argentina, informó el IMSS en un comunicado.

La leche materna es considerada la primera vacuna que protegerá a los recién nacidos del sobrepeso, la obesidad, así como de las enfermedades crónicas.

Mikel Arriola, director general del Instituto Mexicano del Segiro Social, dijo que el Hospital de Ginecología y Obstetricia número 4 “Dr. Luis Castelazo Ayala” cuenta con un protocolo denominadoCódigo 100”, estrategia que brinda atención a la mujer embarazada grave y dispone de un quirófano para su atención inmediata en caso de ser necesario.

Debido a la infraestructura y equipamiento médico con el que cuenta esta unidad médica, misma que atiende recién nacidos de menos de mil gramos, se logra una sobrevida de 70%.

Desde la década de los cincuenta las fórmulas lácteas se han promovido como sustituto saludable y práctico para alimentar los bebés, permitiendo a las madres realizar otras actividades.

Sin embargo el estudio “La alimentación industrializada del lactante y el niño pequeño, el nuevo mega negocio”, que elaboró El Poder del Consumidor, refirió que el uso de sustitutos de la leche materna no solo causa malnutrición, infecciones y enfermedades diarreicas sino también genera sobrepeso y obesidad.

El Poder del Consumidor encontró que las nueve fórmulas para lactantes más populares contienen entre 28% y 54% de azúcares que se absorben muy rápidamente, en contraste con los azúcares que contiene la leche materna.

 

POB/LFJ