José Hernández: la pieza para llevar el satélite poblano al espacio

José Hernandez platica acerca de la Ingeniería Aeroespacial que ayudó a crear en UPAEP, así como los retos para destacar en esta industria.

José Hernández Moreno, astronauta de la misión STS-128 de la NASA, estuvo en Puebla para presentar el convenio que pondrá en órbita un nanosatélite desarrollado por estudiantes y profesores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

En entrevista con Poblanerías en línea, José Hernandez platica acerca de la Ingeniería Aeroespacial que ayudó a crear en UPAEP, así como los retos y habilidades que tienen los jóvenes mexicanos para destacar en esta industria. Además, dio su opinión sobre la relación actual entre Estados Unidos y México.

Nanosatélite poblano

Hernández Moreno explica que la UPAEP será la primera universidad en México que pondrá en órbita un nanosatélite en convenio con la NASA.

Desde hace un par de años, de la mano del Dr. Héctor Simón Vargas Martínez, académico y profesor investigador del Departamento de Ingenierías de esa universidad, los estudiantes comenzaron con el desarrollo de prototipos satelitales.

De hecho, en 2015 crearon Gxiba, una sonda que fue enviada al espacio para monitorear aerosoles, en especial, la ceniza emitida por el volcán Popocatépetl. El proyecto se realizó en conjunto con la empresa Tierra Luna Engineering de José Hernández Moreno.

La universidad continuó con los lanzamientos y en colaboración con Tierra Luna Engineering y Satélites Amateur Educativos SA y puso en órbita cuatro sondas.

Ahora, en convenio con la NASA lanzarán en 2019 el proyecto de nanosatélite “AzTechSat 1” que será colocado en uno de sus espacios reservados en el contenedor que suministra a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

José Hernández dijo que es un hecho inédito y la universidad poblana sienta un precedente en todo el país y asume el compromiso de construir el nanosatélite de clase CubeSAT que se comunicará con la constelación de satélites de GlobalStar, para mejorar el tránsito de datos hacia la Tierra.

Mencionó que la NASA apoyará con asesoría, pruebas y con el cohete lanzador que llevará el nanosatélite a la ISS, donde se liberará el CubeSat hacia su órbita correspondiente para probar la intercomunicación satelital con la constelación GlobalStar.

El nanosatélite poblano será enviado al espacio desde la estación de cabo Cañaveral, ubicada en Florida.

Jóvenes ingenieros

Para José Hernández es necesario que desde niños, los jóvenes reciban información para “abrir el apetito” en ciencia y tecnología.

Consideró que muchas veces, por temor a las matemáticas o las ciencias, los jóvenes no se dan la oportunidad a desarrollar un talento.

No le tengan miedo a lo que no conocen, yo les digo que a las matemáticas y las ciencias no hay que tenerles temor. Por ejemplo, hay que estar orgullosos que los mayas eran muy buenos en las matemáticas e introdujeron el concepto del cero a la arquitectura (…) entonces lo tenemos dentro de nosotros, no le tengan miedo, enfréntelo, pero eso sí, échenle ganas y estudien mucho”.

Sobre la industria aeroespacial, el astronauta mencionó que es necesaria la inversión tanto de gobierno como de sectores privados que ayude a crear un ambiente donde se promueva esta área y se de oportunidad a los mexicanos.

Relación México-Estados Unidos

José Hernández nació en French Camp, California el 7 de agosto de 1962, de origen mexicano pues sus padres son de La Piedad, Michoacán.

Dentro de su carrera, Hernández Moreno ha mencionado el orgullo que siente de ser mexicano, incluso es parte del Partido Demócrata y apoya iniciativas en favor de los latinos y mexicanos en Estados Unidos.

Consideró que ahora, Estados Unidos tiene un presidente que «no valora la diversidad» de las personas que habitan en ese país.

Tenemos un presidente que no valora y es muy triste, pero ahora es el clima presente en Estados Unidos (…) por suerte somos una democracia y cada cuatro años tenemos la oportunidad de cambiar”.

Pasos al éxito

El ingeniero de la NASA platicó que de niño él ayudaba a su familia a trabajar en el campo haciendo labores de recolección de frutas y verduras.

Cuando tenía 10 años, José le dijo a su padre que quería ser astronauta. Motivado por Franklin Chang-Díaz, un ingeniero costarricense que había sido seleccionado para el programa de astronautas de la NASA, decidió perseguir su sueño.

Al escuchar esto, su papá le dijo:

Si quieres ser astronauta, sigue estos cinco puntos: primero, decide qué es lo que quieres ser en la vida; segundo, reconoce qué tan lejos estás; tercero, crea un mapa, una ruta para saber cómo llegar; cuarto, educación, no hay sustituto para una buena educación; quinto, échale ganas y yo le agrego un sexto, la perseverancia”.

Fue rechazado por la NASA 11 veces antes de completar su sueño y ser seleccionado para ir al espacio.

En su intento 12, fue elegido para integrar la misión STS-128 en la que el transbordador espacial Discovery entregó e instaló el Módulo logístico Multipropósito «Leonardo» en la Estación Espacial Internacional.

[gap]

POB/LFJ [gap]