Durante el primer semestre de 2017, cada 15.7 horas, un periodista fue agredido en México y los funcionarios públicos son los principales responsables, indica el último reporte de la organización Artículo 19.

De enero a junio, la organización documentó 276 agresiones contra los periodistas, es decir, 1.5 agresiones diarias. En ese periodo fueron asesinados 6 periodistas y uno más desaparecido.

Estas cifras representan un aumento en la violencia de 23%. La organización señala que el incremento es reflejo de “la impunidad y de la falta de autonomía en la procuración de justicia”, misma que es un aliciente para seguir atacando a la prensa.

En el primer semestre de 2017 destacan los asesinatos de los periodistas: Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Maximino Rodríguez, Javier Valdez y Jonathan Rodríguez.

También las tentativas de homicidio a Sonia Córdova, Julio Omar Gómez y otro periodista de quien se reserva la identidad.

Para el segundo semestre de 2017, Artículo 17 documenta los casos de Edwin Rivera, periodista hondureño asesinado en Veracruz y de Luciano Rivera en Baja California.

La organización identificó que la violencia contra la prensa se acentúa en los periodos previos a las elecciones federales de 2018 y posteriores a las celebradas este año. Tal es el caso de estados del norte del país como Coahuila, Tamaulipas, Baja California, Baja California Sur y Chihuahua.

Según Artículo 19, en Coahuila, las agresiones incrementaron 325%.

El reporte señala que de las 20 agresiones documentadas en el estado de Puebla, 9 se concentraron en San Martín Texmelucan, municipio ubicado en la zona del “triángulo rojo” del estado.

El jueves, periodistas poblanos rechazaron la falta de consulta para integrar la Comisión para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; solicitaron transparencia pues desconocen con qué recursos materiales y humanos operará.

POB/LFJ