La carretera Michuca-Naupan, a tres meses de concluir las reparaciones que dejó la tormenta tropical “Earl” en 2016, ya presenta hundimiento de hasta un metro de profundidad.

Esto se debe a que no se realizaron los estudios de mecánica de suelo y se colocó un muro de contención sobre un venero de agua que al buscar salida ha socavado la ladera.

Hasta el momento solo queda poco más de un metro de ancho de asfalto, incluyendo la cuneta, para poder transitar por ese tramo. Los vehículos que pasan por ahí son tanto particulares como de servicio colectivo.

POB/VSV