Foto: Pixabay

Al llegar a la edad de 30 años las personas suelen entrar en una etapa de crisis por no saber quiénes son o a dónde van, pero también se pueden presentar los primeros problemas sexuales.

Una encuesta realizada por University of Glasgow en Reino Unido, analizó las complicaciones sexuales que experimentan adultos jóvenes que tienen alrededor de 30 años, estás fueron catalogadas como angustias sexuales.

En las mujeres

De acuerdo con la investigación, el principal problema que experimentan las mujeres es la dificultad para llegar al clímax, esto debido a que por lo general los hombres llegan más rápido y refleja insatisfacción en las mujeres.

Otro de los problemas más comunes es dolor en el coito, así como problemas para conseguir la excitación, lo cual va relacionado con la resequedad vaginal y relaciones sexuales no satisfactorias.

En la encuesta hubo mujeres que admitieron no haber experimentado un orgasmo en al menos 2 años y no experimentaban un placer grande.

En los hombres

En el caso de los hombres, es más común que alcancen el clímax en muy poco tiempo, lo cual se puede convertir en eyaculación precoz. Según especialistas este es uno de los problemas más frecuentes en personas de 30 años en adelante.

Además, empieza a haber dificultad para mantener una erección, situación que es muy preocupante para los hombres y genera lapsos de ansiedad y falla en el desempeño sexual. La disfunción eréctil a esa edad suele asociarse más con problemas emocionales o algunos aspectos sociales, por lo que puede existir una solución.

Según expertos en el tema, este tipo de problemas sexuales en pareja puede resolverse a tiempo. Consideran fundamental platicarlo y encontrar juntos una solución.

POB/IIAL