Este martes inició la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Hoy, los encargados de comercio de Canadá, México y Estados Unidos están reunidos en Washington para modernizar el acuerdo que fue firmado hace 25 años.

La renegociación tratará cera de 30 temas, entre estos: acceso a mercados, entrada y salida temporal de personas de negocios, reglas de origen, aranceles, entre otros.

Se incluirán aspectos que no existían cuando se negoció por primera vez, como comercio electrónico, Pequeñas y Medianas Empresas, anticorrupción y transparencia.

Por México, Idelfonso Guajardo, secretario de Economía; Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior; Kenneth Smith Ramos, Jefe de Negociación Técnica, y Salvador Behar Lavalle, Jefe Adjunto de Negociación Técnica, serán los encargados de renegociar.

De Canadá asisten Chrystia Freeland, ministro de Asuntos Exteriores de Canadá; Francois Philippe Champagne, ministro de Finanzas; James Carr, ministro de Recursos Naturales, y Marc Garneau, ministro de Transporte.

Y de Estados Unidos, Robert Lighthizer, representante Comercial; John Melle, Jefe de las Negociaciones, y Stephen Vaughn, asesor General del Representante Comercial.

En este primer día, el secretario Idelfonso Guajardo dijo que la renegociación no es para “mirar al pasado, sino para ver al futuro”, haciendo referencias a las declaraciones de Donald Trump, que busca sacar a Estados Unidos.

El problema no es deshacer lo que ha funcionado, sino más bien cómo podemos mejorar nuestro acuerdo», dijo.

Robert Lighthizer habló sobre la caída de empleos y el déficit comercial de Estados Unidos, idea que ha sido planteada por Trump en varias ocasiones. El funcionario mencionó que el TLCAN “ha fracasado para muchos, muchos estadounidenses”.

Necesitamos asegurar que los enormes déficits comerciales no continúen y que tengamos un equilibrio y reciprocidad. Esto debería ser revisado periódicamente», añadió.

Por su parte, Chrystia Freeland dijo que en la renegociación debe haber «enfoques progresivos, libre y justos al comercio y a la inversión e incluso con respeto a la protecciones ambientales y laborales”.

POB/LFJ