Blackberry, en un comunicado informó que tras evaluar su beneficio trimestral, este fue mayor al esperado luego de que las ventas de la unidad de software alcanzaran un máximo histórico, lo cual les ha devuelto la confianza a los inversores en la estrategia de cambio de la empresa e impulsó las acciones a un 12%.

La empresa había dejado de fabricar desde el año pasado el icónico Smartphone Blackberry para poder centrarse de lleno en la división del software, además, presentando un sólido panorama de ingresos para el año fiscal y recalcó que estaba esperando registrar ganancias antes de ítems especiales en el periódo.

Los ingresos por software y servicios incrementaron un 26%  196 millones de dólares en el segundo trimestre, terminando así el 31 de agosto con respecto al mismo periodo del año pasado, por encima del pronóstico promedio de 175 millones de dólares.

Los resultados reafirman la idea del presidente ejecutivo John Chen en reconstruir Blackberry, cuyos ingresos habían ido en declive en cuanto al colapso de sus teléfonos inteligentes. Chen decidió descontinuar la fabricación de estos y centro la empresa en la venta de software a empresas industriales y corporaciones.

Apenas el 20 de septiembre, Blackberry dijo que se asociaría con la empresa Delphi Automotive Plc para lograr desarrollar un sistema operativo de software para autos que se conducen solos, lo que provocó un alza del 9% en sus acciones ese día.

La empresa ha reportado una ganancia operativa ajustada de 29 millones de dólares, o 5 centavos por papel, para el trimestre contra los 16 millones de dólares del mismo periodo el año anterior.

Los ingresos de la empresa bajaron a 249 millones de dólares, desde 352 millones del año anterior, un leve incremento sobre los 244 millones de dólares del trimestre pasado.

[gap]

POB/GECR

[gap]