El Quijote: el bazar para vender y comprar libros

La Librería El Quijote, ubicada en el corazón del Centro Histórico de Puebla, ofrece la compra y venta de libros de uso.

La Librería El Quijote, ubicada en el corazón del Centro Histórico de Puebla, ofrece la compra y venta de libros de uso.

En entrevista para Poblanerías en línea, Josué Chávez Barranco, platica que los libros se adquieren de varias maneras; unos los compran a particulares y otros se acercan a venderlos. También los compran a editoriales que los ofrecen a un menor precio, pues la edición del libro ya es obsoleta.

Josué Chávez es un fanático de la lectura; desde antes de iniciar la licenciatura en Psicología en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) se aficionó a la lectura y a los libros

Una vez a mi hermano le pagaron un dinero que le debían con una bolsa de libros» y después de leer algunos de ellos decidió vender el resto entre sus compañeros de estudios.

En el lugar se percibe un ambiente tranquilo, justamente el necesario para poder leer; es un local pequeño con libreros colocados en todas las paredes donde en las partes más altas se hay pósters, afiches y pinturas alusivas a la lectura hechas por el mismo Josué.

Es un negocio familiar, Josué y su esposa lo manejan desde hace aproximadamente 12 años y aunque parecería difícil hacer prosperar una librería, él afirma que es un quehacer noble, expresa que se siente satisfecho con la decisión que ha tomado.

El negocio prospera gracias a los jóvenes, quienes muchas veces al no tener el poder adquisitivo para comprar en las librerías, acuden a buscarlos en estos establecimientos, donde uno de los encantos es poderse encontrar pequeñas joyas, ediciones peculiares, libros que completan una colección, algunos títulos que ya no se editan nuevamente.

Josué menciona que las personas en edad laboral son quienes con menor frecuencia acuden al lugar; considera que se debe a que se encuentran inmersos en resolver problemas económicos y profesionales y por eso, tienen menos tiempo para la lectura.

Asegura que leer es una cuestión de educación, no se puede invitar solamente por medio de publicidad; la lectura es algo que se inculca, y cree que muchos padres se molestan porque sus hijos no leen, pero ellos mismos nunca toman un libro.

Para Josué, es la lectura es como el deporte, es algo que debe formar parte de la vida de todos. Considera que leer enriquece la vida, ayuda a conocer otros panoramas y de esta forma, las artes, que a su vez, ayuda a terminar con la sensación de ansiedad, desesperación y violencia.

Explicó que las enciclopedias son difíciles de vender, ya nadie las busca. Ahora, muchos obtienen referencias de Internet y se pierde la experiencia de ver el entramado que hay entre los libros, las referencias de unos que llevan a buscar otros.

A pesar de la era digital, Josué cree que los libros impresos no desaparecerán.

En la ciudad de Puebla hay cerca de 16 librerías de este estilo; entre los propietarios se conocen y han andado un camino parecido, durante años han participado en ferias de libros y existe una especie de mundo subterráneo donde se comercializan ediciones difíciles de encontrar, un trabajo para gente conocedora.

 

 

POB/LFJ