Texto: Vanessa Sánchez Vega.

La Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes o mejor conocida como la Gruta de Lourdes se localiza en el cerro de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad de Puebla.

Este templo religioso está dedicado a la Virgen de Lourdes, venerada en Francia y que es considerada por la Iglesia católica como la patrona de los enfermos.

La advocación católica de Nuestra Señora de Lourdes hace referencia a las 18 apariciones de la Virgen María que Bernadette Soubirous afirmó haber presenciado en la gruta de Massabielle, a orillas del río Gave de Pau, en la población de Lourdes, Francia, en 1858.

Con los testimonios de Bernadette Soubirous, una multitud de católicos creyó en las apariciones de la Virgen María como vehículo de la gracia de Dios logrando –incluso– que desde El Vaticano se permitiera la veneración de la Virgen María en Lourdes en 1862.

Bernadette Soubirous fue proclamada santa por Pío XI el 8 de diciembre de 1933. Desde entonces, la advocación de la Virgen María como Nuestra Señora de Lourdes ha sido motivo de gran veneración, y su santuario es uno de los más visitados del mundo.

Diseño arquitectónico

En Puebla, esta pequeña capilla fue construida de manera similar a la original que se encuentra en Francia.

En la Gruta de Lourdes poblana resalta la fachada de piedras parece una formación rocosa y su interior fue diseñado para asemejar la cueva donde se apareció la Virgen.

En el interior también se pueden observar formas irregulares pero hay vitrales de distintos colores que permiten el paso de la luz.

Cada año, el 11 de febrero, en el aniversario de la aparición de la Virgen, la Iglesia de la Gruta de Lourdes recibe a peregrinos y creyentes que aseguran que con fe y devoción la Virgen de Lourdes les concederá milagros y los mantendrá sanos tanto física como espiritualmente.


Este contenido se publica simultáneamente en la WikiPuebla, para ver el original, haz clic aquí.

 

 

--
POB/LFJ