Los sismos son eventos naturales para los que no nos encontramos listos, ya que si bien existen alertas, muchas veces suelen tomar por sorpresa a la gente, pero las consecuencias pueden mitigarse por medio de la adecuada capacitación, llevando a cabo las recomendaciones que Protección Civil tiene para dar:

Durante el sismo

No correr, no gritar y no empujar.

Seguir las instrucciones del personal capacitado para la emergencia.

Apagar cigarros o cualquier objeto que pueda causar un incendio.

Alejarse de balcones, ventanas, lámparas, canceles, etc. Y de lugares donde pueda desprenderse algo.

No usar elevadores ni escaleras.

Solo en un caso muy necesario de no poder salir, protegerse con el marco de una puerta o junto a una columna.

*En caso de encontrarse en el exterior, dirigirse a una zona de seguridad preestablecida.

Alejarse de ventanas, cables de alta tensión y de luz.

En caso de encontrarse manejando, manejar serenamente y estacionarse en algún lugar fuera de peligro (nunca debajo de puentes, pasos a desnivel o cables de alta tensión).

Después del sismo

*En caso de encontrarse atrapado, conservar la calma y tratar de comunicarse al exterior.

*Cerrar llaves de agua y gas. Si se percibe olor a gas, desconectar el interruptor de energía eléctrica.

*No encender cerillos ni equipo que pueda originar flama o artículos eléctricos que produzcan chispa.

*Usar el teléfono solo para emergencias.

*Efectuar una cuidadosa revisión de los daños en casa antes de entrar, si son graves, no entrar. Si se trata de una escuela o trabajo y se considera más seguro evacuar el edificio, habrá que hacerlo.

*Mantenerse alejado de las áreas de desastre.

POB/GECR