Foto: Pixabay (cc)

El sexo es una actividad que no solo ejercita el cuerpo, también ayuda a fortalecer el corazón y mejorar la salud cardiovascular, aseguran diferentes investigaciones.

El New England Research Institute llegó a la anterior conclusión tras dar seguimiento por 25 años a hombres entre los 40 y 70 años, a los cuales a la par de llevarles un control de niveles de hipertensión, colesterol y peso, se les preguntaba cuántas veces por semana tenían relaciones sexuales.

Los resultados demostraron que había una relación entre el aumento del riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular con la baja frecuencia de actividad sexual.

Aquellos hombres que solo tenían relaciones sexuales una vez a la semana, presentaban 45% de mayor riesgo de padecer un infarto.

Por otro lado, los hombres que tenían sexo de 2 a 3 veces por semana eran más saludables.

La actividad sexual demanda un gasto calórico que protege el músculo cardiaco al generar cambios fisiológicos… la actividad sexual es protectora de la función endoletial (tejido que cubre las arterias) y equivale a tener una sesión de 30 minutos diarios de gimnasia”, asegura Patricio López Jaramillo, endocrinólogo de la Clínica Carlos Ardila Lülle.

En otro estudio, la Federación Española del Corazón (FEC) descubrió que tener sexo equivale a un ejercicio físico de intensidad leve a moderada.

Además, la FEC asegura que debido a que el sexo ayuda a tener un corazón más saludable también hace que mejore la longevidad. “La actividad sexual a partir de los 60 años, ayuda a que estas personas enfermen menos”.

Las relaciones sexuales no sólo aumentan el ritmo cardíaco, sino que mantienen en equilibrio los niveles de estrógeno y testosterona. Algo que también se beneficia la próstata en los hombres”, explica.

[gap]

POB/IIAL[gap]