Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, confirmó que Enrique Peña Nieto se reunió, entre 2010 y 2013 con directivos de Odebrecht y sus filiales pero negó que recibiera recursos para su campaña presidencial.

Entre 2010 y 2013, periodo aludido en la nota, el Lic. Enrique Peña Nieto, se reunió con múltiples empresarios nacionales y extranjeros con inversiones en México, entre ellos los directivos de Odebrecht y sus filiales, que en aquellos años era la séptima empresa más grande en Latinoamérica, y que inició operaciones en México en 1992”.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicó que la empresa Braskem, filial de Odebrecht había estado “tiempo completo” en la campaña presidencial de Peña Nieto.

Ni como aspirante ni como candidato, Enrique Peña Nieto recibió recurso alguno de las empresas mencionadas. Debe recordarse que las autoridades electorales auditaron las fuentes de financiamiento y gastos ejercidos por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en dicha campaña, y dictaminaron la legalidad de dichos comicios”.

La publicación menciona que Braskem realizó transferencias a la empresa Latin America Asia Capital, establecida en Islas Vírgenes, vinculada a Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos.

Basada en el testimonio de Carlos Fadigas, quien era director de la compañía, la investigación apunta que la empresa hizo, durante los días de la campaña presidencial, tres transferencias por 1.5 millones de dólares.

Eduardo Sánchez dijo que las declaraciones de Fadigas, quien hoy es delator ante la justicia de Brasil, por el caso de corrupción de Odebrecht, “son falsas”.

Fadigas también habría hablado sobre encuentros con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en una reunión privada con inversionistas en 2013 y cuya copia de la transcripción del encuentro tiene MCCI.

POB/LFJ