Este domingo 08 de octubre, cientos de miles de personas protestaron en el centro de Barcelona contra el proceso independentista y en favor de la unidad de España y de la Constitución.

Bajo el lema “¡Basta, recuperemos la sensatez!” y con banderas españolas, catalanas y europeas que tenían frases como “Nosaltres també som catalans” (Nosotros también somos catalanes), los asistentes acudieron a la manifestación, que concluyó con un discurso del escritor Mario Vargas Llosa, en el que aseguró que “la democracia española está aquí para quedarse, y ninguna conjura independentista la destruirá”.

El Nobel de Literatura, que vivió algunos años en la capital catalana, aseguró que “la pasión puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo. La peor de todas, la que ha causado más estragos en la historia, es la pasión nacionalista”.

Josep Borrell, ex ministro socialista y ex presidente del Parlamento Europeo, reprochó a los manifestantes que pidieran cárcel para Carles Puigdemont: “No gritéis como las turbas romanas. Quien manda a la cárcel a las personas son los jueces”.

Asimismo, animó a los protestantes a comprar una botella de cava -vino espumoso catalán- para ayudar a las empresas productoras que han sufrido una caída de ventas en el resto de España por un boicot a productores catalanes.

Esta manifestación ha sido la mayor movilización organizada por Societat Civil Catalana. Los organizadores aseguran que 950 mil personas desfilaron por Barcelona, aunque la Guardia Urbana de Barcelona dijo que acudieron 350 mil manifestantes y la Policía Nacional de la capital catalana estimó que la cifra fue de más de 400 mil personas.


publicidad puebla
 

 

POB/VSV